Menú Buscar
Castillo medieval de la Santa Creu / CALAFELL HISTÒRIC

Cinco lugares imprescindibles de Calafell

La Ciudadela Ibérica, el Vilarenc, el castillo medieval de la Santa Creu, las casas de Indianos y el Museo Casa Barral no pueden faltar en una escapada a este municipio catalán

26.12.2018 18:09 h.
6 min

Calafell es mucho más que sol y playa. Este municipio tarraconense de la comarca del Bajo Penedés es uno de los lugares de Cataluña que mayor afluencia de visitantes recibe en verano, sobre todo los que buscan disfrutar de su agradable climatología y de sus hermosas costas. Sin embargo, tiene otros atractivos que hacen que una excursión a Calafell sea obligatoria en cualquier época del año.

“Descubre, sorpréndete y disfruta de los hermosos espacios que encontrarás en nuestro municipio”, invitan desde Turisme de Calafell, que descubren cinco lugares imprescindibles que todos los viajeros deberían visitar.

Ciudadela Ibérica

En la Ciudadela Ibérica los turistas podrán disfrutar de un viaje a la época de los íberos. Se trata de un singular equipamiento cultural, donde veinte años de excavaciones arqueológicas han permitido la reconstrucción in situ de este yacimiento.

Ciudadela Ibérica / JATENAS - WIKIMEDIA COMMONS

Ciudadela Ibérica / JATENAS - WIKIMEDIA COMMONS

Después de rigurosos estudios, los arqueólogos reprodujeron el aspecto que sus murallas, calles y casas debían de tener entre los siglos VI y I a.C. Su visita está pensada como un salto en el tiempo que permite conocer las formas de vida, las costumbres y los rasgos fundamentales de la cultura ibérica.

Castillo medieval de la Santa Creu

Dotada de una magnífica panorámica sobre las llanuras de Calafell, está la colina del castillo. Se llega hasta él después de pasar por una serie de calles estrechas con regusto medieval popular. A lo largo de la primera mitad del siglo XI, la colina fue fortificada como consecuencia de la conquista y repoblación del territorio frente a los musulmanes. Bajo su cobijo fue creciendo el núcleo del municipio.

El visitante puede ver restos de la necrópolis medieval, con tumbas excavadas en la roca. Sobre la iglesia se encuentra el conjuratorio, edificio cuadrado y abierto a los cuatro vientos que estaba destinado a alejar las tormentas y los demonios y a bendecir el término municipal. Las murallas del castillo dejan entrever, aún hoy, las aspilleras para bombardas, construidas a finales de la Baja Edad Media, así como el pozo y la gran cisterna central, también medievales.

Museo Casa Barral

Casa del escritor y editor Carlos Barral y una de las pocas casas de pescadores que quedan en el municipio. El editor y escritor Carlos Barral (1928-1989) tuvo a lo largo de su vida una estrecha relación con el municipio de Calafell.

Museo Casa Barral / ENFO - WIKIMEDIA COMMONS

Museo Casa Barral / ENFO - WIKIMEDIA COMMONS

El Museo Casa Barral, propiedad municipal desde 1999, está situado en una de las antiguas casas de pescadores, donde vivió el poeta. Uno de los objetivos de esta institución es, a partir del privilegiado testimonio que presta su obra, recuperar las tradiciones y las costumbres de la comunidad marinera, arrinconadas por la evolución del municipio. Por otro lado, se pretende que el visitante tome contacto con su obra literaria y editorial, a partir de la cual Barral llegó a ser una de las figuras más importantes del siglo XX.

El Vilarenc

La riqueza agrícola del Vilarenc ya fue explotada por los romanos, quienes construyeron en él una villa o casa de campo a finales del siglo I a.C. Edificaron un edificio de planta rectangular formado por un conjunto de estancias de dimensiones diversas, separadas por un pasillo que conducía hasta un pórtico sostenido por grandes columnas, que debía separar las estancias de una área descubierta central.

Los restos recuperados no sólo muestran una planificación interna rigurosa, sino que también incluyen unos programas arquitectónicos y decorativos. Se conservan unas espectaculares cisternas que abastecían de agua un complejo conjunto termal y que se pueden observar en la avenida Sanatori de Calafell.

Casas de Indianos

En Calafell, la presencia de indianos tuvo lugar entre finales del siglo XVIII y finales del siglo XIX. El municipio fue objeto de la atención de algunos importantes indianos, como los marqueses de Comillas o los de Samà, además de algunas familias calafellenses con pequeñas fortunas ganadas en las Américas.

Las construcciones más notables atribuidas a los indianos son Cal Perico, el Hostal y la Sínia. Los Samà construyeron en la parte alta del pueblo una mansión de planta baja datada del 1899, Cal Perico, y también otra mansión típica indiana, la Sínia. Antonio López, marqués de Comillas, también invirtió en Calafell capital procediendo de las colonias. Adquirió tierras en la parte baja del pueblo y durante la década de los años setenta del siglo XIX hizo construir la masía de Cal Bolavà.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información