Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Josep Esteve Claramunt transfirió todo el capital a cuentas en las islas Caimán.

Los viajes a Andorra del ex secretario de Sant Llorenç d'Hortons levantaron las sospechas

El ex alcalde, Àlex Jover, denunció a la fiscalía las maniobras urbanísticas de Josep Esteve, que tenía tres cargos en el ayuntamiento

3 min

La fiscalía especial de delitos urbanísticos y el juez de instrucción número 5 de Vilafranca del Penedés investigan diversas operaciones urbanísticas en la población de Sant Llorenç d'Hortons en las que se sospecha que quien fuera secretario en funciones, gerente de la empresa municipal y coordinador general del ayuntamiento, Josep Esteve Claramunt, habría cobrado comisiones ilegales por asesorar o, directamente, por interceder en dichas operaciones.

Una de ellas hace referencia a la compra y venta de un terreno agrícola por el que un empresario pagó 600.000 euros y que, un día después de que fuera recalificado a suelo urbano, fue revendido por ocho millones de euros.

Depuradora bien depurada

Otro de los casos que juez y fiscal están analizando con lupa y con la ayuda de la UDEF del Cuerpo Nacional de Policía hace referencia al proyecto de construcción de una depuradora en el término municipal, cuyos terrenos se han vendido de forma ficticia hasta en tres ocasiones.

La denuncia sobre la que se sustenta la investigación inicial de la fiscalía pone de relieve indicios de que Esteve Claramunt cobraba comisiones por asesorar, usar información privilegiada o directamente por mediar con los empresarios de la construcción.

Sant Llorenç d'Hortons, una población de 2.700 habitantes, tiene una veintena de sectores parciales de nueva construcción, diseñados y recogidos a tal efecto en los planes metropolitanos urbanísticos de la comarca. Es por ello que se ha convertido en un lugar atractivo y con posibilidades sobre el que distintas empresas constructoras tienen puesto el punto de mira desde hace más de 10 años.

Ex alcalde denunció

El ex alcalde socialista de Sant Llorenç, Àlex Jover, fue quien formuló la denuncia que se remitió a fiscalía: “Cuando llegué a la alcaldía en 2009 me encontré que este señor, que ostentaba tres cargos municipales incompatibles, se reunía con empresarios y gestionaba sin encomendarse a nadie, contratos y adjudicaciones. Le llamé la atención, pero siguió haciéndolo. Ante esta situación y ante las sospechas de que Esteve estaba cometiendo alguna irregularidad, contraté un abogado urbanista y encargué una auditoria que demostró el cúmulo de ilegalidades cometidas por este señor”.

Uno de los aspectos que el ex alcalde Jover puso en conocimiento de la UDEF fue que cada vez que el ayuntamiento suscribía una recalificación o licitaba un contrato de obra pública, Josep Esteve, horas o días inmediatamente posteriores, viajaba a Andorra, donde tenía que cuidar, según decía, a una tía enferma.

Medio millón

Ese hecho hizo sospechar a la policía que, tras los oportunos seguimientos y tras la petición de la comisión rogatoria, pudo acreditar que Esteve había acumulado más de 500.000 euros en cuentas andorranas ingresados en efectivo.

El juez ha detectado que Josep Esteve Claramunt transfirió todo ese capital a cuentas en las islas Caimán.

El ex alto funcionario del ayuntamiento ha montado una empresa de “aceites olorosos” denominada Aromatiks Box SL con sede en Esparraguera.