Menú Buscar
La estación de 'Espanya' de la L1 del Metro de Barcelona durante la huelga convocada en febrero, con motivo del Mobile World Congress.

Los trabajadores del Metro de Barcelona pactan la paz hasta octubre

Los empleados, que aprueban las mejoras puntuales de las condiciones, amenazan con movilizaciones si las negociaciones con la empresa siguen enquistadas

Gerard Mateo
2 min

Llegó la paz al Metro de Barcelona después de un junio marcado por los paros convocados por trabajadores para exigir mejoras en el convenio colectivo. La plantilla ha aprobado las nuevas condiciones puntuales propuestas por la empresa para el periodo de negociación, pero amenaza con nuevas movilizaciones si, después del verano, la dirección mantiene la actitud pasiva.

Los trabajadores del Metro han aceptado (346 votos a favor y 310 votos en contra) la propuesta de la dirección en cuanto a la mejora de las condiciones laborales, que afectan al periodo de negociación del convenio. Entre los puntos relevantes de la oferta está el aumento salarial de 32 euros mensuales hasta la firma del nuevo documento, así como que un número importante de contratos parciales pasará a jornada completa y los temporales a indefinidos, según la sección sindical de UGT.

Tranquilidad parcial

La plantilla del Metro califica este acuerdo de “punto y aparte” y espera la negociación del convenio “con tranquilidad”. Una tranquilidad que, al menos, se mantendrá durante el periodo estival, “hasta octubre” –cuando se cumple un año del inicio de los contactos con la dirección para mejorar las condiciones—, según confirman fuentes del comité a Crónica Global. A partir de entonces, con toda la plantilla de vuelta de vacaciones, la convocatoria o no de nuevas movilizaciones “dependerá de la actitud de la empresa” en las negociaciones.

UGT manifiesta su esperanza, en este sentido, de que “la actitud de la dirección cambie y abra una negociación real donde se cuente con las propuestas que están incluidas en la plataforma sindical”. El acuerdo puntual también asegura la ultraactividad de los convenios, y que aunque pase un año desde el inicio de la negociación se mantendrán vigentes.

Todo pasa por los trabajadores

“Cualquier cambio organizativo que signifique una alteración de los pactos, convenios y acuerdos debe ser informado, negociado y acordado con la representación de la plantilla”, informan los trabajadores, que han precisado que la dirección no podrá aplicar de forma unilateral ninguna modificación.