Menú Buscar
Los taxistas de Madrid ya protestaron el pasado 18 de febrero ante la CNMC.

Los taxistas acusan a la CNMC de actuar a favor de Uber o Cabify

El colectivo considera que el 'superregulador' ha consumado un "ataque" contra el servicio público

Redacción
2 min
Fedetaxi ha acusado a la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) de consumar su "ataque" al servicio público de taxi al interponer una demanda ante la Audiencia Nacional contra la norma que regula a empresas como Uber o Cabify.

En concreto, el superregulador ha interpuesto un recurso contencioso-administrativo ante la sección octava de Sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional en relación con el Real Decreto 1057/2015, de 20 de noviembre, y la Orden, de 18 de diciembre, en materia de arrendamiento de vehículos con conductor.

Proporción de vehículos

Pese a estar facultada por la legislación procesal y de Unidad de Mercado, la CNMC no ha solicitado la suspensión de ninguna de las dos disposiciones recurridas, por lo que ambas continúan siendo de aplicación, según indicó el Ministerio de Fomento y apunta la organización de taxistas.

Esto implica, según Fedetaxi, que se mantienen las limitaciones al otorgamiento de autorizaciones VTC (servicio de coches con conductor) que expiden las comunidades autónomas, guardándose la debida proporción entre el número de taxis y de vehículos de alquiler con conductor en España.

Los taxis no quieren desregularizar el sector

Según la organización de taxistas, el regulador acude a un despacho de abogados privado en lugar de a la abogacía del Estado, para impugnar en la Audiencia Nacional la norma refrendada por Fomento.

Fedetaxi, además de haber sido parte en la tramitación de las normas que ahora impugna la CNMC, ha subrayado que mantiene una "prolija" actividad de negociación con los grupos parlamentarios del Congreso y con la Comisión Europea para evitar la desregulación del sector del taxi que buscan los lobbies y multinacionales "de la falsa economía colaborativa" y mantener el servicio público del taxi en garantía de los usuarios y la movilidad urbana.