Menú Buscar
Los médicos de la junta facultativa han hecho llegar su malestar a Comín.

Los médicos del Hospital General replican a Comín: "Se perderán empleos"

La junta facultativa del centro sanitario del Vallés alerta al consejero de las consecuencias de su expulsión del sistema público

I.J./Redacción
2 min

Revuelta de los médicos del Hospital Universitari General de Catalunya contra el consejero catalán de Salud, Toni Comín, por la posible pérdida de empleos que conllevaría su expulsión del sistema público catalán. En una carta dirigida al consejero, la junta facultativa del complejo médico advierte del "efecto directo" sobre el hospital con "pérdida directa de puestos de trabajo" si Comín cumple la promesa. 

En la misiva, a la que ha accedido Crónica Global, los facultativos recuerdan que los contratos firmados entre el departamento y el centro aseguraron su "viabilidad y el mantenimiento de la plantilla". Si Salud rescinde ahora el acuerdo y aparta al General del Siscat --la red agrupada de hospitales de Cataluña-- se dañaría a la plantilla, que ya sufre "pérdida salarial" por la disminución de ingresos provocada por los recortes que en su día aplicó el Govern.

Múltiples contratos

Otro argumento que exponen los médicos es la complejidad del sistema sanitario catalán. "Si el sistema público quiere expulsar el lucro, y existiendo una larga lista de empresas con ánimo de lucro vinculadas a la red, no entendemos que se focalice el problema sólo en nosotros", manifiestan.

En este sentido, la junta de especialistas recuerda que el departamento que dirige Toni Comín mantiene contratos con firmas privadas en el transporte sanitario, rehabilitación o pruebas diagnósticas.

"La mejor asistencia"

Por lo que respecta a la calidad asistencial, los firmantes subrayan que "como médicos cuidamos de nuestros pacientes y les damos la mejor asistencia posible con independencia de su procedencia, pública o privada". Por lo tanto, el lucro no se habría conseguido reduciendo la atención a los pacientes públicos, ni con salarios bajos ni plantillas más cortas, "sino por la vía de la eficiencia".

El Hospital General Universitari es uno de los dos centros privados que el consejero Toni Comín ha prometido expulsar del Siscat en 2016. El otro, la Clínica del Vallès, también desempeña un rol importante en el sistema sanitario catalán, ya que acoge 2.600 operaciones y 1.000 altas anuales del Consorcio Sanitario Parc Taulí.