Menú Buscar
Imagen de un ambulatorio en Esplugues de Llobregat (Barcelona), uno de los que sufrió altas temperaturas en el pasado / CG

Los médicos catalanes 'se asan' a 30 grados

Metges de Catalunya reclama medidas urgentes en cuatro ambulatorios por las altas temperaturas que sufren sanitarios y pacientes

13.08.2018 17:18 h.
3 min

Los médicos catalanes se asan a 30 grados. El sindicato mayoritario Metges de Catalunya ha pedido hoy lunes, 13 de agosto, "planes de contingencia" cuando fallen los equipos de aire acondicionado de los ambulatorios de la región. La demanda de la parte social llega después de que al menos cuatro centros sanitarios hayan sufrido temperaturas de hasta 30 grados en plena ola de calor.

En una nota pública, Metges de Catalunya ha lamentado que algunos equipamientos han superado los 27 grados de temperatura "que establece la normativa vigente en salud y seguridad" durante más de 15 días. En algunos casos, los mercurios en estos equipamientos han llegado a los 30 grados, según la misma fuente. "Se han llegado a notar situaciones de estrés térmico en algunos trabajadores y en las salas de espera y consultas", ha denunciado el mismo sindicato. 

Los jefes piden "paciencia"

La agrupación ha alertado de que en algunas puntos de atención sanitaria, como los Centros de Atención Primaria (CAP) de Canet de Mar, Pineda de Mar y Tordera (Barcelona), además del CAP Torreforta, en Tarragona, las soluciones al calor extremo han llegado tarde. "No se han aplicado las medidas organizativas para paliar la incidencia de las altas temperaturas en la prestación de servicios", ha advertido Metges.

"Según los delegados de salud laboral --ha continuado la misma fuente-- la respuesta por parte de los responsables de los centros ha sido, en muchos casos, pedir paciencia a los profesionales".

"Planificar es necesario"

El sindicato ha admitido que "las averías pueden ocurrir", pero pide al Departamento de Salud, que comanda Alba Vergés, que diseñe una "hoja de ruta definida y consensuada con el servicio de prevención de riesgos laborales para cuando la climatización de los centros no sea la adecuada, ya sea en verano o en invierno, se activen protocolos de actuación de la seguridad y el confort térmico de los trabajdores y pacientes mientras no se solucione la incidencia".

"Estas medidas pueden incluir --ha seguido Metges de Catalunya-- cambios de ubicación de las consultas, la disminución de la actividad asistencial, el aumento de los descansos del personal o la provisión por parte de las empresas de mantenimiento de equipos de sustitución, entre otros".