Menú Buscar
Adrián Castro, creador de 'Los Elfos de Youtube', en la redacción de Crónica Global / CG

Trece niños 'youtubers' se unen para recoger juguetes para los desfavorecidos

Adrián Castro, de 6 años, monta Los Elfos de Youtube para que todas las familias puedan disfrutar de la Navidad en condiciones similares

6 min

Un grupo de trece niños youtubers se han unido para recoger juguetes para las familias más desfavorecidas por Navidad. Adrián Castro, de 6 años y vecino de Terrassa (Barcelona), pergeñó la idea de ayudar al prójimo durante la festividad de invierno desde su propio canal en la red social de vídeos. Así nació Los Elfos de Youtube.

"Los juguetes irán a los niños que no tienen", explica el pequeño. Su padre, Álex Castro, taxista que trabaja en Barcelona, explica que el proyecto nació dos semanas atrás con un vídeo. "Un día, en su canal --que tiene cerca de 500 seguidores--, decidimos hacer una recogida de juguetes para los más necesitados, ya que en el taxi lo hemos hecho otras veces. Al terminarlo, se puso mucha gente en contacto con nosotros", ha señalado. "Era gente que quería donar cosas, sí, pero también propietarios de otros canales que querían sumarse. Creamos un grupo de Whatsapp y así nació Los Elfos de Youtube", precisa.

Movilización por Navidad

Dicho y hecho. La campaña navideña ha movilizado a 13 niños youtubers de Barcelona y su entorno: Adri&Friends, Asi. Chu, Criska Erika, Bi3nv3nidos a niños, Divertilandia Yaiza María, Historias de Aina, La ardillita voladora, Las locuras de Laia, Los Pocholitos, Marti Vlogs, Mi tube con Noa y Mon monde Eliane. "Cada uno da publicidad a la iniciativa Los Elfos de Youtube en su plataforma, pero después tenemos también un feed conjunto para colgar vídeos solidarios", indica Álex. Este canal es "altruista", por lo que "no se va a monetizar y, si se llegara a este punto, no se cobraría nada y se darían las ganancias a las oenegé designadas", señala el padre de dos hijos. De momento, la primera beneficiada es la Fundació Amiga, una asociación sin ánimo de lucro de Barcelona que emplea a personas en situación de vulnerabilidad. Les consigue empleo en el sector de la recogida de ropa, muebles y otros equipamientos del hogar.

Adrián con su hermana pequeña

Adrián con su hermana pequeña

La fundación que nació de Cáritas Diocesana se beneficiará del esfuerzo de los menores. Los chicos y chicas se han concienciado y han cedido sus seguidores para la campaña navideña. Hasta el momento acumulan más de 5.000 fieles, ya que algunas de las plataformas acumulan un millar de inscritos. Éstos y otros internautas que vean los vídeos de Los Elfos de Youtube y decidan colaborar pueden dirigirse a los puntos verdes de la ciudad condal [consultar aquí] y dejar sus objetos. La entrega conjunta, puesta en escena, foto de grupo, intercambio de experiencias entre peques youtubers y seguidores será este domingo 15 de diciembre por la mañana en el Punt Verd de Montjuïc, situado en la calle del Foc, cerca del centro comercial Gran Vía 2 de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona). Todo ello, por supuesto, será una fiesta y quedará grabado en vídeos.

Adrián con su mascota en casa
Adrián con su mascota en casa

"Nos escribe gente de toda España y de fuera"

Antes de ello, la unión de jóvenes youtubers ya ha generado dejado momentos memorables. "Nos llamó gente de la República Dominicana diciendo que allí también estaban interesados en montar una campaña. Tenemos a familias de Cantabria y Murcia que querían replicar la iniciativa con niños de allí", rememora Álex. "Ha sido todo muy rápido, muy precipitado, pero de cara a la Navidad del próximo año, o para otras ocasiones, cuando queramos recoger ropa o alimentos en un momento determinado para una causa concreta, Los Elfos de Youtube estarán allí", manifiesta el profesional. "Queremos que esto se consolide y se una plataforma solidaria que mueva a miles de personas".

Detrás de todo ello está Adrián Castro. El niño abrió su canal en febrero de 2018. Graba "pocos vídeos", aunque muy importantes para él. ¿Ejemplos? "Algunos retos, como el de agua --girar una botella abierta sin verter el agua-- o un juego sobre telepatía", enumera. todo ello lo distribuye en Youtube, sí, pero también en Instagram, Facebook y Twitter. "Ahora empezaremos con TikTok", avanza Álex, su padre. Este sufrido profesional se encarga de la edición de los vídeos de su retoño. ¿Se ha convertido Adrián en una pequeña celebrity? "Explico en el cole --estudia primero de Primaria-- que tenemos un canal que se llama Los Elfos y que grabo vídeos. Es una diversión", admite. No le interfiere con sus deberes de la escuela, aunque tiene claro lo que quiere ser de mayor: "Youtuber".