Menú Buscar
El primer ministro belga, Charles Michel, saluda al ministro de Justicia, Koen Geens, que ayer presentó su dimisión.

Los atentados de Bruselas abren una crisis en el Gobierno belga

El jefe del ejecutivo Charles Michel rechaza la dimisión delos ministros de Interior y Justicia

Redacción
2 min

Los atentados perpetrados por el Estado Islámico el martes en Bruselas (Bélgica) han abierto una crisis política en el Gobierno del país. Los ministros de Interior y Justicia han presentado su dimisión al jefe del ejecutivo, Charles Michel, que las ha rechazado argumentando que no puede permitirse los ceses cuando el estado está en alerta antiterrorista y aún busca a dos sospechosos vinculados a la matanza.

Según ha confirmado el diario Le Soir, Jan Jambon, ministro del Interior, y Koen Geens, titular de Justicia, habrían presentado su renuncia al primer ministro el miércoles, pero Michels habría rehusado aceptarla.

No vieron la expulsión de El Bakraoui

Las retirada de los dos políticos de los partidos N-VA y CD&V, respectivamente, responde a un fallo clamoroso de los ministerios que ambos dirigían y que guarda vínculo con uno de los terroristas que se inmoló el martes en el aeropuerto internacional de Zaventem, Ibrahim El Bakraoui.

El yihadista fue expulsado de Turquía el pasado verano, según confirmó el miércoles el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan. No obstante, ni el Ministerio belga del Interior ni el de Justicia dieron importancia a la decisión, lo que permitió a El Bakraoui burlar a las fuerzas de seguridad.

El martes, El Bakraoui hizo estallar una maleta explosiva en el aeropuerto internacional de Zaventem, causando una decena de muertos. Su hermano Khalid detonó un cinturón bomba en la estación del Metro de Maelbeek, causando 20 víctimas mortales y más de 130 heridos.

Admisión de culpa

"Ha habido dos errores a nivel de Justicia y al nivel del oficial que debía que interlocutar con las autoridades turcas. Ambos implican a los ministerios de Justicia e Interior. Yo (Jambon) he presentado mi dimisión, y el señor Geens, también. Las dos han sido rechazadas, así que nuestro trabajo continúa", ha revelado el político al rotativo belga.