Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La abogada de Manos Limpias Virginia López-Negrete en una imagen de archivo / CG

López Negrete llama mentiroso a Bernad y pide explicaciones a la policía

La abogada contratada por Manos Limpias para ejercer la acusación popular en el 'caso Nóos' se desmarca del sindicato y de su expresidente

4 min

La abogada Virginia López Negrete, imputada en el caso Manos Limpias por el que entraron en la cárcel el presiente del sindicato, Miguel Bernad, y el presidente de Ausbanc, Luis Pineda, ha roto definitivamente los escasos hilos que la unían con la organización que hace cinco años la contrató para que ejerciese la acusación popular en el caso Nóos.

La letrada ha presentado un escrito ante el juez central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, en el que se desmarca totalmente del sindicato ultra, de su expresidente y de las imputaciones de soborno que recaen sobre él.

Bernad miente

López Negrete califica de mentiroso a Bernad, quien en un escrito de fecha 24 de octubre del año pasado se lamentaba de que la letrada no estuviera en la cárcel y la consideraba “parte de la estructura jurídica del sindicato”.

Bernad añadía que le pagó por sus servicios jurídicos en la instrucción y en el juicio del caso Nóos, y que la abogada cobró, también, 55.000 euros por el caso Afinsa, en el que estaba personado el sindicato como acusación popular.

López Negrete califica de falsedades estas afirmaciones. Añade que sólo ha cobrado 1.500 euros por su trabajo en el tema Nóos, “una ínfima parte” de todos los gastos de dietas, taxis y billetes de avión, entre otros, que ha supuesto este sumario de más de cinco años de duración.

La abogada dice que no cobró de Afinsa, que sólo fue una letrada externa que puntualmente contrató el sindicato y que no ha participado jamás en los supuestos chantajes que la justicia les atribuye a Bernad y a Pineda.

Nunca trabajó para Pineda

Virginia López Negrete explica en este informe que sus contactos con Luis Pineda​ fueron escasos y que jamás trabajó para Ausbanc. Añade que rompió las relaciones con el empresario cuando se enteró de que había falsificado su firma en una querella criminal presentada ante el Supremo.

López Negrete reconoce que fue un error su asistencia a la controvertida asamblea del BBVA, pero niega haber participado en ningún tipo de trama o estrategia de extorsión.

Nuevas diligencias

La letrada pide copia de todos los archivos informáticos que se incautó la UDEF en los registros en la sede de Manos Limpias y de Ausbanc, porque cree que ahí hay información que puede fundamentar más y mejor su defensa. López Negrete solicita que los policías que la ha investigado presten declaración para que aclaren algunos extremos de dichos informes.

De momento, Pedraz ha accedido al volcado de la información obtenida en los discos duros de Bernad y Pineda.