Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fachada del TSJC, que ha confirmado que el hombre que presuntamente reveló datos de la víctima de 'La Manada' ha sido localizado / EUROPA PRESS

Localizan al hombre que estaba en busca y captura por revelar datos de la víctima de ‘La Manada’

El procesado, que no se presentó al juicio, ingresó ayer en un hospital de Barcelona

3 min

La titular del Juzgado de lo Penal número 1 de Barcelona ha dejado sin efecto la orden de detención y entrada en prisión emitida ayer contra Eric C.T. G., el hombre que presuntamente reveló datos personales e imágenes de la víctima de ‘La Manada’ de Pamplona a través de un foro de internet. La juez acordó esta medida después de que el sujeto no se presentara al juicio, que se tendría que haber celebrado el miércoles en la Audiencia de Barcelona. 

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha confirmado que el procesado ha aportado documentación que demuestra que ingresó ayer en un hospital de Barcelona, por lo que no pudo presentarse a la vista. El juzgado ya ha remitido el auto al centro hospitalario con el fin de que informen al juzgado en el momento en el que el procesado reciba el alta. 

Ingresó después

No obstante, el auto recoge que el ingreso hospitalario se produjo dos horas después de la hora fijada para la celebración del juicio, como así lo demuestra la llamada de auxilio al SEM desde su domicilio, a las 10.43, cuando ya había finalizado la comparecencia y ya se había emitido la orden de detención y entrada en prisión. 

La fiscalía solicita dos años y medio de prisión para el sujeto, un seguidor de la Legión de 40 años, que presuntamente difundió a través de un foro de internet datos personales y fotografías de la víctima de la violación grupal de Pamplona de 2016 con el fin de “burlarse” de la chica.

Fotografías y datos personales

El hombre colgó hasta tres posts en la página foroparalelo.com con el objetivo de “burlarse y causar inquietud moral a la joven”, mantiene la Fiscalía. En concreto, hizo público su DNI --en el que se podía leer su nombre y apellidos y la dirección de su domicilio--, una imagen de la chica y una fotografía de la agresión sexual múltiple de la que fue víctima.