Menú Buscar
Consecuencias de las lluvias acaecidas en Cataluña en la noche del martes 22 de octubre / TWITTER

Los trenes y carreteras de Cataluña, colapsados por la tormenta

El teléfono de emergencias 112 ha recibido más de 2.300 llamadas a causa de las lluvias torrenciales vividas durante la noche del martes en Cataluña

6 min

Las lluvias torrenciales que han caído en Cataluña durante la noche del martes al miércoles han impactado de lleno en el servicio de transportes y carreteras de la comunidad. Renfe, empresa que gestiona la red de Rodalies (Cercanías de Cataluña), ha comunicado cerca de una decena de incidencias causadas por las precipitaciones, aunque la afectación se habría notado en la totalidad del servicio de trenes. 

La comunicación oficial de Renfe de las 9.30 horas apunta que los servicios de trenes de corta, media y larga distancia en Cataluña han sufrido cortes y retrasos, sobre todo en la provincia de Tarragona, una de las que mayores precipitaciones y afectaciones ha vivido durante la madrugada. De hecho, Protecció Civil de la Generalitat ha recibido 2.339 llamadas por 1.631 incidencias hasta las 6.00 horas del miércoles, ded las cuales 579 son de esta provincia.

Daños e inundaciones en las vías

El servicio de trenes que une los municipios de Bell-LlocMollerussa ha sido interrumpido por la acumulación de agua en las vías, lo que ha suspendido el paso de los convoyes de la línea R12. Renfe asegura que "se está gestionando un servicio alternativo por carretera" que realice este trayecto. 

También los servicios de la R16 y de larga distancia del Corredor Mediterráneo se encuentran interrumpidos entre L'Hospitalet de l'InfantSalou por "daños causados [por las precipitaciones] en la infraestructura". De hecho, la gestora de transporte viario no garantiza que este trayecto pueda ser cubierto ya que, además de los daños en las catenarias y estaciones, reporta "dificultad para establecer servicio alternativo por carretera". Los pasajeros del tren de largo recorrido tienen la posibilidad de cambiar sus billetes o de recibir un reembolso. 

Un descarrilamiento y un atropello

Las líneas R13 y R14 se encuentran sin servicio después de que una locomotora descarrilara entre Vinaixa y Vimbodí i Poblet. La catenaria ha sufrido graves desperfectos por un talud provocado por las lluvias y el maquinista del convoy no habría podido frenar a tiempo al verlo. El hombre ha sido trasladado al hospital de Valls con heridas graves. 

Además, un tren de cercanías ha atropellado, a primera hora del miércoles, a una persona en la estación de L'Hospitalet de Llobregat. Según las primeras informaciones del suceso, un equipo de emergencias médicas se habría trasladado hasta el lugar para atenderle, pero no habrían podido hacer nada por salvarle la vida. Este desgraciado accidente ha afectado a las líneas R1, R3 y R4, cuyo servicio se ha restablecido sobre las 9.00 horas pero que han sufrido fuertes retrasos.

Objetos en las vías

El tramo de red viaria entre Ribes de Freser y La Molina se encuentra cerrado ya que un árbol ha caído sobre las vías, según comunica Renfe. También ocurre lo propio entre Calella y Maçanet, aunque en esta ocasión es provocado por una chapa metálica, que habría sido desplazada hasta la catenaria por los fuertes vientos que han azotado la zona. Por ello, los trenes de la línea R1 inician o finalizan su servicio en Arenys de Mar y se gestiona un servicio alternativo por carretera entre este municipio y Maçanet.

A causa del fuerte oleaje, el trayecto que une VilassarMataró se realiza por una única vía, lo que da lugar a afectaciones en los horarios y retrasos.

Carreteras cortadas

Más de una cuarentena de carreteras de Cataluña se han visto afectadas durante la mañana del miércoles, la mayoría de ellas por inundaciones, según ha comunicado el Servei Català de Trànsit. A las 9.30 horas, en la demarcación de Girona se encontraban una decena de vías cortadas a causa del agua acumulada y cuatro por desprendimientos.

Por su parte, en Barcelona había cuatro carreteras cortadas por inundaciones y cinco con vías con restricciones en el tráfico por objetos obstaculizando el paso en el asfalto. Tarragona tiene cinco carreteras cortadas por inundaciones y Lleida otras seis.