Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Inundación a la entrada del Papiol / TWITTER

La lluvia provoca crecidas de ríos en Cataluña

Los intensos chubascos han causado diversas incidencias en Papiol y el Baix Llobregat, también a desatado el caos en el transporte público

7 min

La lluvia que cae hoy jueves sobre Cataluña ha activado la alerta de Protección Civil por crecidas de ríos. El 112 ha recibido unas 444 llamadas relacionadas con las incidencias por la lluvia. La mayoría de los incidentes denunciados se han producido en las comarcas del Vallès Occidental, Baix Llobregat y en Barcelona. Los bomberos de Barcelona han atendido a 47 avisos relacionados con inundaciones de bajos, árboles que cortaban la circulación y acumulación de fango en diversos puntos.

Las localidades más afectadas han sido Vallvidriera y el Papiol, donde las lluvias han provocado graves inundaciones como han recogido diversos vecinos del municipio. El acceso principal ha sido cortado y diversos coches se han quedado atrapados por el agua acumulada en la carretera C1413.

Medidas del Inuncat

La Generalitat de Cataluña ha desplegado las medidas previstas en el plan Inuncat por posibles inundaciones en bajos, garajes y lechos de los cursos de agua. En paralelo, los chubascos están causando problemas de tráfico y problemas en el transporte público en Barcelona. Los Ferrocarriles de la Generalitat de Cataluña (FGC) se han llevado la peor parte, con una avería que Gràcia que ha dejado retrasos y vagones y andenes llenos.

Una de las incidencias más graves ha sido un desprendimiento de rocas en la C-16 a la altura del kilómetro 5, que muchos barceloneses utilizan para entrar en la capital catalana por los Túneles de Vallvidrera. Ha dejado colas kilométricas. Asimismo, el temporal ha generado circulación lenta en otras entradas a la urbe, como la C-58.

El Metro, de nuevo inundado

Como ya ha ocurrido en anteriores ocasiones, el Metro de Barcelona ha sufrido filtraciones e inundaciones que han afectado a la red. Las de más calado han sido en la estación de Vallcarca de la Línea 3 o verde del suburbano. Han obligado a los convoyes a no parar en el apeadero en dirección Zona Universitaria, según informa TMB. En la misma línea, hay problemas técnicos en el tramo Diagonal-Fontana que alteran las frecuencias de paso de los trenes.

En otras estaciones donde habitualmente se registran inundaciones, como la de Sagrada Familia de la Línea 5, las filtraciones no han sido tan graves como en otras ocasiones. Personal de limpieza ha procedido al secado del apeadero, en el que también para la Línea 2.

FGC, la peor

Por su parte, la caída de un árbol sobre las vías ha obligado a cortar la línea R1 de Cercanías que une Maçanet y L'Hospitalet de Llobregat. El suceso ha ocurrido entre la primera población y Tordera. La operadora ha activado un servicio alternativo por carretera que cubre el mismo trayecto que los convoyes habituales.

Más graves han sido las incidencias en los Ferrocarriles de la Generalitat de Cataluña (FGC). La lluvia ha provocado una avería en la estación de Gràcia, obligando a cortar la circulación de las líneas S1 y S2 que unen Terrassa y Sabadell con Barcelona pasando por Sant Cugat del Vallès. Protección Civil ha activado el plan de alarma Ferrocat, esta vez en fase de alerta. Solucionado el problema poco antes de las 9:00 horas de la mañana, los convoyes han reprendido la circulación con demoras y los andenes y vagones a rebosar.

Posibles crecidas de ríos

Con lo que respecta a los ríos, Protección Civil ha alertado de que el riesgo de desbordamiento por aumento de caudales se centra en las provincias de Barcelona y Girona, donde han caído las precipitaciones más intensas. Así, pide precaución en los ríos Llobregat; Onyar; Daro; Ter; Rissec; Ridaura; riera de Calonge y los arroyos litorales de las costas de la Ciudad Condal y la capital de provincia.

Precisamente, han sido en las estaciones meteorológicas de estas dos zonas de España donde se han registrado las lluvias más intensas en las últimas horas. El Meteocat informa que los chubascos han dejado hasta 95 litros por metro cuadrado en Fogars de la Selva (Girona) o 87 litros en el Observatorio Fabra, en Barcelona.

En total, los Bomberos de la Generalitat han efectuado hasta 20 salidas en las últimas horas para lidiar con problemas provocados por la tormenta.