Menú Buscar
Clase de secundaria en Lleida sin profesores / EFE

Lleida se queda sin 500 profesores a cinco días del inicio de curso

Del medio millar de docentes con plaza que se encuentra de baja en la provincia, 141 lo están por infecciones o cuarentenas del coronavirus

3 min

El curso escolar comienza el lunes 14 de septiembre y en Lleida hay 500 profesores que no podrán incorporarse a sus puestos de trabajo en centros públicos por estar de baja. Más del 28% de total, concretamente 141 docentes, deberán quedarse en sus casas por haber dado positivo en Covid-19 o encontrarse en cuarentena por esta enfermedad. 

Carles Vega, el director de los servicios territoriales de Educación de la Generalitat en Lleida, ha confirmado que el Govern trabaja para cubrir estas plazas a la mayor brevedad posible. Con casi total probabilidad, la vuelta al cole en Lleida comenzará con la falta de personal docente en las escuelas e institutos, ya que quedan menos de dos días laborables antes de que comiencen las clases --el viernes es festivo por la Diada--.

8% del profesorado, de baja

Los datos aportados por Vega indican que "el 8% del profesorado" de Lleida, por diversas razones, comenzará el curso de baja laboral". Además de los afectados y/o aislados por el coronavirus, un centenar de docentes se encuentran embarazadas y el resto están afectados por "enfermedades diversas, algunas de larga duración". 

Tanto como el responsable de Educación como la gerente de las regiones sanitarias de Lleida y del Alt Pirineu i Aran, Divina Farreny, han insistido en los esfuerzos de la población para generar un entorno "seguro" en los centros educativos. "Muchos profesores y profesoras se han presentado a los cribados por decisión propia", ha destacado Vega, mientras que Farreny ha instado a las familias a reducir los contactos más allá del núcleo familiar.

Datos incompletos

El medio millar de profesores y maestros de baja que señala el responsable ilerdense se circunscribe a los profesionales de la enseñanza pública. Es decir, que el número de docentes que faltan en esta provincia podría ser incluso mayor, ya que Vega asegura no conocer los datos de los centros concertados al respecto.

Tampoco se incluye en esta estimación del Govern las necesidades del Solsonès respecto a los profesores con baja médica. El porqué de la exclusión de dicha comarca es, según el representante público, su pertenencia a la región de la Cataluña Central.