Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Aglomeraciones en Sant Jordi / CAMBRA DEL LLIBRE

Las ventas de libros en catalán superaron por poco las de obras escritas en castellano en Sant Jordi

A lo largo de la semana las librerías catalanas facturaron 22,5 millones de euros por la venta de 1,7 millones de ejemplares

2 min

La Cámara del Libro de Cataluña realiza un balance positivo del primer Sant Jordi sin restricciones desde la pandemia del coronavirus y destaca la respuesta masiva de la ciudadanía. Una jornada en la que se vendieron más obras en catalán (52%) que en castellano (48%).

A lo largo de la semana se vendieron 1,7 millones de libros, una cifra que supera en 1,5% a la de 2019 y suma una facturación total de 22,5 millones de euros. La Cámara del Libro afirma que sin la lluvia que marcó el día de Sant Jordi, la venta de ejemplares hubiera registrado un récord histórico.

Nuevo modelo

La Cámara del Libro valora como positivo el nuevo modelo organizativo que agrupa los puestos de libros y rosas por espacios profesionales. También considera un acierto distribuir el espacio de las paradas por distintos puntos de la ciudad, tanto en Barcelona como en otros municipios.

“La combinación de zonas profesionales y la multiplicación de espacios permite una configuración más segura que evita las aglomeraciones de años anteriores”, explica.

Libros más vendidos

Sobre las ventas, la asociación destaca que el 52% de los libros vendidos estaba escrito en catalán y el 48% restante en castellano, mientras que en 2021 fueron del 53% y el 47%, respectivamente. Durante el resto del año, las entregas de ejemplares en español suponen el 70% del total.

El libro más vendido en ficción en catalán fue Benvolguda, de Empar Moliner, y en no ficción La vall de la llum, de Toni Cruanyes. En castellano, El libro negro de las horas, de Eva García Sáenz de Urturi, fue el más solicitado de ficción y Por si las voces vuelven, de Ángel Martín, el ejemplar de no ficción con más ventas.