Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El guarda forestal acusado de dos incendios participó en la extinción del fuego de Sant Pere de Ribes / EUROPA PRESS

Libertad para el guarda forestal acusado de provocar dos incendios en el Garraf

El juez mantiene que hay "contradicciones llamativas aunque no determinantes" en el testimonio del investigado

4 min

El juzgado de instrucción número 7 de Vilanova i la Geltrú, en funciones de guardia, ha dejado en libertad al guarda forestal detenido como presunto autor de dos incendios en el Parc Natural del Garraf y de las inmediaciones de Sant Pere de Ribes en junio.

El auto judicial recoge que “a día de hoy no se puede apuntar con certeza al Sr. R., aunque tampoco se puede descartar por completo su participación”. Al investigado se le imputan dos delitos de incendio, por dos fuegos declarados el 18 y el 21 de junio en el Parc Natural del Garraf y en las inmediaciones de Sant Pere de Ribes, respectivamente.

Describió con precisión el lugar

El auto recoge que en el primero de los incendios el Sr. R. fue la primera persona en alertar a sus compañeros, describiendo con precisión el lugar del fuego de Olivella, donde un testigo asegura que le vio pocos minutos antes de los hechos. “Tuvo tiempo de causar el incendio pero también es cierto que el espacio temporal disponible es realmente estrecho, porque cinco minutos después de que se declarara el fuego” las cámaras de seguridad lo captaron entrando en su garaje. 

Además, durante su declaración, el instructor ha detectado “contradicciones llamativas aunque no determinantes”. Una de ellas es que, durante su declaración en sede policial, le dijo a los Mossos que él no había aportado la ubicación de este incendio, aunque sus compañeros aseguran que lo hizo con mucha precisión. 

Pidió a un amigo que mintiera

El segundo incendio se registró el 21 de junio en las inmediaciones de Sant Pere de Ribes. En esta ocasión, el investigado también se encontraba en las inmediaciones del foco. De hecho, pasó por el lugar en el que se inició el fuego apenas 10 minutos antes con su coche. Lo que hace sospechar de su autoría a la fiscalía es que exhortó a un amigo para que mintiera a la policía y declarara que habían estado juntos en una terraza, pese a que se ha podido acreditar que se encontraba muy próximo al lugar del incendio.

No obstante, el juez considera "cuanto menos extraño que se provoque un incendio (en este caso dos) e inmediatamente se ponga todo el empeño en su extinción", y ha destacado que ello no concuerda con el perfil propio de este tipo de delitos.

En libertad

Por todo ello el juez ha acordado dejarlo en libertad, dado que no aprecia riesgo de fuga por el “total arraigo” del detenido en España y porque carece de antecedentes policiales y penales. No obstante, deberá comparecer en los juzgados cuando le sea requerido y las partes podrán interponer todavía un recurso.