Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El monasterio de Poblet en una imagen de archivo / MONASTERIO DE POBLET

En libertad con cargos el monje de Poblet acusado de tocamientos a una niña

El juez le ha retirado el pasaporte y ha acordado que el religioso comparezca de forma periódica ante la autoridad judicial, además de mantenerse a un mínimo de 200 metros de la menor

3 min

Libertad con cargos para el monje del monasterio de Poblet acusado de abuso sexual por tocamientos a una niña de cinco años. Así lo ha decretado el magistrado del Juzgado de Guardia de Valls (Tarragona) este mediodía después de que el religioso haya prestado declaración.

Aun así, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 3 de la localidad tarraconense, que instruye la causa, ha acordado que el monje comparezca de forma periódica ante la autoridad judicial. Asimismo, se la ha retirado el pasaporte, se le ha prohibido salir del país y se ha decretado un alejamiento mínimo de 200 metros de la menor, con la que no podrá comunicarse por ninguna vía, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

Apartado del monasterio

Por otro lado, el monasterio de Poblet ya había anunciado esta mañana la “prohibición cautelar al monje de ejercer de ahora en adelante sus derechos capitulares”, así como de “realizar cualquier actividad pastoral y de abandonar la clausura”.

Así se ha decidido desde la abadía dirigida por Octavi Vilà, donde han tomado la decisión después de que los Mossos d’Esquadra lo detuvieran el pasado miércoles por presuntos abusos sexuales.

Fotografiado por un turista

Los hechos ocurrieron el pasado domingo 15 de agosto a la salida de la misa conventual, en la plaza del monasterio. Mientras un monje conversaba con los familiares de la niña, el acusado se puso a jugar con la pequeña en una zona con público. En un momento dado, la menor se levantó la falda que vestía y, al parecer, el monje la habría tocado, momento que un turista alemán captó casualmente con su cámara.

Al ver la foto y consultar la situación con juristas de su país, el hombre llevó la fotografía a la policía y presentó la denuncia con la imagen ante los Mossos d’Esquadra, tras lo que se inició una investigación que terminó con la detención del religioso y su posterior declaración ante el juez.