Menú Buscar
Agentes de la Policía Nacional en una imagen de archivo / EFE

Liberan a un menor de 16 años obligado a prostituirse por sus padres y su hermano

La Policía Nacional ha detenido a tres personas por un delito de trata de seres humanos

26.12.2018 11:28 h.
3 min

Agentes de la Policía Nacional han liberado a un menor de 16 años al que su hermano y sus padres obligaban a ejercer la prostitución en varias ciudades españolas. Los tres, de nacionalidad rumana, han sido detenidos por un delito de trata de seres humanos.

La investigación comenzó después de que un ciudadano español denunciase en una comisaría de Zamora que recibía amenazas por parte de esta familia. Los progenitores del joven pedían una cantidad de dinero a este hombre si no quería ser denunciado por mantener relaciones sexuales con el menor.

Chantaje

El hombre realizó dos pagos a la familia del joven obligado a prostituirse pero el chantaje continuó, razón por la que confesó a la policía su historia con este familia, que lo contrató el pasado abril para hacer unas obras en su domicilio.

Según el relato del denunciante, el padre de la familia le ofreció quedarse a dormir en el domicilio, para evitarle los desplazamientos. Así, compartió habitación con el menor, al que le presentaron con otro nombre y diciéndole que era mayor de edad.

Encuentros sexuales

Durante el periodo que duraron las obras, ambos mantuvieron varios encuentros sexuales. Después, el hombre comenzó a recibir amenazas para exigirle que abonase cantidades de dinero si quería evitar ser denunciado por abusos sexuales al menor.

El individuo realizó dos pagos. El primero de ellos, de más de 400 euros, lo ingresó mediante transferencia a la madre del menor. El segundo, de 700 euros, se lo dio en efectivo al hermano de la víctima. Pero como siguió recibiendo amenazas, decidió denunciar lo sucedido.

Trata de seres humanos

En su relato, el hombre contó que la familia del adolescente lo había prostituido, y que su hermano mayor lo había trasladado por varias ciudades de España con ese fin. Entre ellas, Madrid, Córdoba, Albacete y Santander.

Los investigadores comprobaron la veracidad de los hechos y llevaron a cabo un dispositivo para la detención de los familiares por un delito de trata de personas con fines sexuales, amenazas, grupo organizado y falsedad documental. También el denunciante ha sido detenido por un delito de corrupción de menores. El joven liberado ha ingresado en un centro de acogida.