Menú Buscar
Salud Hernández-Mora, periodista española liberada tras una semana secuestrada por la guerrilla en Colombia.

Liberan a la periodista española secuestrada por la guerrilla en Colombia

Salud Hernández-Mora fue capturada el sábado pasado por la organización terrorista Ejército de Liberación Nacional

Redacción
2 min

El Ejército de Liberación Nacional (ELN) --una organización terrorista colombiana-- ha liberado este viernes a la periodista española Salud Hernández-Mora, que fue secuestrada el pasado sábado en la región colombiana del Catatumbo mientras preparaba un reportaje, precisamente, sobre el secuestro de menores.

"Desde el primer momento estuve retenida en contra de mi voluntad", ha confirmado la propia Hernández-Mora a los medios de comunicación colombianos nada más recuperar la libertad. La periodista ha desmentido de esta forma algunas informaciones que sugerían que podría estar con la guerrilla colombiana haciendo un trabajo periodístico.

Otros dos periodistas podrían ser liberados en breve

Hernández-Mora también ha confirmado que los colombianos Diego D'Pablos y Carlos Melo, periodistas de RCN televisión que desaparecieron mientras cubrían la noticia de su captura, están en poder el ELN.

"Nos dijeron para las familias de ellos que entre hoy y mañana estarán también en libertad. Yo creo que hoy mismo, ojalá. Un poquito de paciencia que llegan", ha señalado.

Cuestión de "prioridad" para el Gobierno colombiano

El obispo de la localidad colombiana de Ocaña, Gabriel Ángel Villa, ha contado que guerrilleros del ELN han entregado a Hernández-Mora a una misión humanitaria en una zona selvática ubicada entre los municipios de Teorama y San Calixto, cerca de Venezuela.

El Gobierno había pedido ayuda al Comité Internacional de Cruz Roja (CICR) para lograr la liberación de los tres periodistas pero, de acuerdo con el obispo de Ocaña, la gestión la ha realizado la Iglesia Católica con la mediación de la Defensoría del Pueblo, como ha exigido del ELN.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, había dado "prioridad" a la liberación de Hernández-Mora, ordenando una búsqueda conjunta de Policía y Ejército. El Gobierno condicionó su entrega al arranque el diálogo de paz con el ELN.