Menú Buscar
Una foto de archivo de un Supermercado Super U en Francia

Liberados diez rehenes del supermercado en el sur de Francia

El secuestrador permanece atrincherado y pide la liberación de Salah Abdeslam, responsable y superviviente de los atentados de noviembre de 2015

3 min

Los diez rehenes del supermercado Super U de la localidad de Trèbes, al sureste de Francia, han sido liberados. Autoridades judiciales han confirmado el fallecimiento de al menos dos personas después de que se produciera un tiroteo y medios franceses señalan que las víctimas son un trabajador de la empresa y un cliente. Además, tres personas han resultado heridas, una de gravedad, según ha informado el Ministro del Interior francés, Frederic de Lanouvelle.

El secuestrador, que ha asegurado actuar en nombre del Estado Islámico (ISIS), continúa dentro de las instalaciones con un policia francés. El individuo pide la liberación de Salah Abdeslam, uno de los terroristas responsables de los atentados de noviembre de 2015 en el que murieron 130 personas. De momento, la zona permanece cerrada al público y se pide extrema precaución. 

Las mismas fuentes han explicado que el secuestrador es un hombre de origen marroquí, conocido por los servicios de inteligencia, que lo tenían fichado en la lista FSPRT, un archivo que recoge a las personas señaladas por su radicalización "con carácter terrorista".

Ataque a agentes de policía

Los hechos han ocurrido alrededor de las 11.15 de la mañana de este viernes en el supermercado Super U de la localidad de Trèbes, cerca de Carcassonne, cuando el individuo abrió fuego, algo que han ratificado varios testigos que se encontraban fuera de las instalaciones y que aseguran que se escucharon varios disparos. 

Momentos previos a la toma del supermercado, cuatro agentes del cuerpo de antidisturbios de la Policía Nacional francesa (conocidos como CRS) han sido atacados, supuestamente, por el mismo hombre. Uno de ellos ha resultado herido de bala. De momento, no hay confirmación de que los incidentes estén relacionados, pero la cercanía de los lugares y el arma de fuego ha generado las sospechas de que el mismo hombre armado es el que se encuentra dentro del supermercado.