Menú Buscar
Peregrinos del Camino de la Costa en su paso por Pontevedra, una de las regiones que han registrado trombas de agua por el paso de 'Leslie' / EFE

Cómo actuar si te pilla una tromba de agua

Protección Civil manda diferentes recomendaciones si el aguacero nos pilla en el coche, en la ciudad o en un campo

15.10.2018 12:31 h.
6 min

El huracán Leslie, convertido ya en tormenta tropical, propicia que este lunes seis provincias españolas sigan en alerta amarilla por los riesgos de los aguaceros y las fuertes rachas de viento que conlleva, según datos de la Agencia Española de Meteorología (Aemet). La Península se recupera de los estragos que ha provocado a lo largo del domingo. Ante esta situación, la Dirección General de Protección Civil y los servicios de Emergencias divulgan desde hace varias horas un compendio de recomendaciones de cómo actuar si te pilla la tormenta.

La primera de ellas puede parecer una cuestión básica, pero se advierte de que es la que tiene mayor importancia. Las autoridades piden a la ciudadanía que esté atento a la evolución de las predicciones meteorológicas ante episodios fuera de lo normal, como el actual. Señalan que antes de iniciar un viaje, aunque sea de trabajo, se debe valorar los posibles problemas a los que se deberá hacer frente. Sea cuál sea el tipo de transporte que se ha elegido.

Posibles incidencias en viajes

Si es en avión, lo más probable es que el pasajero se encuentre con retrasos o, directamente, cancelaciones de vuelos si el agua anega las pistas de los aeropuertos. Las mayores incidencias en tren son por posibles inundaciones de las vías o por cortes que se puedan producir por la presencia de elementos que obstruyan la circulación. Viajar en coche es lo más peligroso ante la previsión de fuertes aguaceros. En este caso, Protección Civil aconseja a los conductores que extremen las precauciones.

Además de planificar muy bien el recorrido y las posibles paradas que se puedan hacer, también pide que disminuyan la velocidad y evitar lo máximo posible la circulación por vías que se puedan inundar. La ruta preferible es la que transcurre por autopistas, autovías o carreteras principales, las vías que están mejor conservadas y que tienen menos probabilidades de inundarse.

Actuación ante una inundación

Si empieza una tormenta súbita, Protección Civil recomienda buscar un lugar donde se pueda aparcar el vehículo. Recuerda que hay zonas en las que de forma habitual el agua asciende de forma muy rápida e inesperada. Puede arrastrar el vehículo con las personas que estén dentro. Además, este hecho representaría otro obstáculo al flujo natural de la corriente del agua e incrementaría el daño de una posible inundación.

También se reclama evitar al máximo los riesgos añadidos a las lluvias torrenciales. No se debe atravesar bajo ninguna circunstancia ni con un vehículo ni a pie los tramos inundados, ya que no se ve lo que hay debajo del torrente de agua. Además, en caso de inundación se insiste en que bajo ningún precepto se debe intentar salvar un vehículo que esté aparcado.

Campos o ciudades

Si la lluvia inesperada pilla a una persona en el campo, las autoridades explican que lo mejor es huir de ríos, torrentes y de las zonas bajas de laderas y colinas, además de evitar cruzar un tramo que esté inundado. Lo mejor es dirigirse hacia los puntos más altos de la zona y esperar que deje de caer agua. Tampoco es recomendable refugiarse cerca de alambradas u otros objetos metálicos o árboles, ya que son elementos que suelen atraer los relámpagos.

En cuanto a los comportamientos más seguros en una ciudad o un pueblo, Protección Civil explica que lo mejor que se puede hacer ante una lluvia copiosa es refugiarse bajo techo. Ya sea en casa, en una oficina o en una tienda. Pide a los ciudadanos que retiren los objetos en el exterior que puedan ser arrastrados por el agua, como macetas u otros elementos decorativos. Se debe tener presente que el agua suele estar acompañada de fuertes ráfagas de viento, por lo que también pueden volar y provocar incidencias sobre personas o bienes materiales.

Previsión

En el plano de la previsión, es conveniente revisar el estado del tejado, los desagües y las conducciones eléctricas. Además de abandonar los sótanos o las zonas que sean más fácilmente inundables de una vivienda ante la crecida del agua. En este caso, también se deberá desconectar la luz del piso para evitar los posibles cortocircuitos.