Menú Buscar
Deepa, comerciante de Las Ramblas, mostrando una camiseta de Messi / CG

Las Ramblas, negocio abierto

El bulevar atacado de Barcelona sólo pierde un 5% de ocupación hotelera y aguanta la caja de tiendas y restaurantes

5 min

Las Ramblas, negocio abierto. El bulevar turístico de Barcelona apenas ha perdido un 5% de ocupación hotelera y ha aguantado la caja de tiendas y restaurantes cinco días después del atentado yihadista mediante atropello que dejó 13 víctimas mortales y más de 80 heridos.

ramblas negocio abierto atentado

Un quiosco de Las Ramblas con turistas mirando recuerdos / CG

El icónico paseo está a rebosar de turistas e incluso recibe más afluencia de la habitual debido a la media docena de lugares espontáneos de homenaje que han florecido en distintos puntos de la vía donde perdieron la vida y resultaron afectados visitantes de 35 nacionalidades.

"Mira, el día del ataque aquí se metieron 10 personas. Durante varias horas las tuvimos dentro, cobijadas. Hoy [por ayer lunes] vendemos igual que un día habitual, entre diez y doce camisetas de Messi al día", explica Deepa, cuya familia es propietaria de Esport Total Rambles.

'Los de siempre' la ven más llena

Los rambleros de siempre, incluso, ven más lleno de lo habitual el paseo. "El viernes y sábado bajó un poco el trabajo. Ahora hemos recuperado el ritmo habitual, porque la gente viene a poner flores, a pasear y demás", admite Esteban, encargado del Café Zurich, en la plaza Catalunya frente a Las Ramblas.

 

ramblas negocio abierto atentado2

La oficina de turismo del Palau Moja en Las Ramblas de Barcelona / CG

Lo mismo reconocen los quiosqueros. "De los diez estancos que hay en el bulevar, dos recibieron el impacto de la furgoneta. Ya están pidiendo más material y reemplazar los expositores dañados porque el negocio en agosto es fuerte. Sí, incluso ahora", explica Jordi Contreras, proveedor de esta decena de históricos comercios.

En la oficina de turismo del Palau Moja tampoco han perdido comba. "Aquí lo que más vendemos son billetes de bus turístico. Igual unos 50 al día. Y seguimos al mismo ritmo", confirman.

"Queda el duelo"

En la oficina de entradas del Gran Teatre del Liceu, situado cerca del gran punto de homenaje a las víctimas en el mosaico de Joan Miró, aportan otro elemento. "En agosto, sin funciones, lo que vendemos son tours guiados. No hemos visto ninguna caída de clientes. Sí que es cierto que viene gente más local, que viene a dejar flores y aprovechan".

ramblas negocio abierto atentado

Zumos frente a una turista en Alfonso Fruiteria en el Mercado de la Boquería / CG

Un lugar en el que también se trata colectivamente el duelo que ocasiona la pérdida de vidas humanas y el daño físico y psicológico de los heridos es La Boquería. El popular mercado barcelonés fue el lugar de huida de Younes Abouyaaqoub tras su carrera mortal en Las Ramblas.

"La caja diaria se mantiene. Se notó el sábado, pero ya se ha recuperado. Ahora queda el recuerdo de ver a la gente agazapada y saliendo del mercado guiada por la policía. Y de los que han perdido a seres queridos", explica Grego, de Alfonso Fruiteries.

Hoteles: un 5% menos

Donde sí se ha notado más el efecto del ataque terrorista de la célula residente en Ripoll que atacó en Barcelona y Cambrils es en los hoteles.

"Hubo anulaciones, claro. Y gente que se marchó. Pero estamos hablando de un 5% del total. ¿El resto? La gente no deja de venir", explican desde el hotel Cuatro Naciones.

ramblas negocio abierto atentado

Jordi, uno de los propietarios del hotel Cuatro Naciones de Las Ramblas / CG

En este alojamiento se hospedaba una familia italiana que perdió a un miembro en el ataque. "Fue terrible, algo nunca visto", admite su propietario.

Una proporción similar, del 4% al 5% de anulaciones, cuentan en los apartamentos Mur Mas, a pie de paseo. "Volvemos a la normalidad. Con el recuerdo de la tragedia, claro. Con gente que llama y pregunta si es seguro venir. Pero continuamos. ¿Reservas perdidas? Una minoría", admite José Luis, recepcionista del establecimiento.

ramblas negocio abierto atentado3

Velas de recuerdo en Las Ramblas, sobre el mosaico de Joan Miró / CG

Con el comercio cogiendo de nuevo velocidad, queda el recuerdo. El silencio del mosaico de Joan Miró. Los carteles de "Paz" que cuelgan en farolas, cabinas y árboles. Y las velas. Candelas que se han convertido en uno de los productos más vendidos en Las Ramblas para recordar a aquellos que, alguna vez, no pudieron terminar su paseo.

Destacadas en Vida