Menú Buscar
La estación de Vallter 2000 es una de las que sufre la falta de nieve.

Las estaciones de esquí de la Generalitat 'pinchan' por falta de nieve

Las elevadas temperaturas frustran la temporada de invierno en todas las instalaciones salvo en las privadas Baqueira y La Masella

Ignasi Jorro
3 min

Las estaciones de esquí alpino de la Generalitat de Cataluña están pinchando por falta de nieve. Las cinco instalaciones públicas catalanas --de un total de nueve que tiene el territorio-- han empezado la campaña invernal por debajo de objetivos por las inusuales temperaturas, según fuentes internas. Oficialmente, Ferrocarrils de la Generalitat (FGC), su accionista mayoritario, no da cifras de afluencia, aunque admite "dificultades" por el seco invierno. 

Un portavoz de FGC ha confirmado que la situación es estable en La Molina, Espot y Port Ainé. "Las bajas temperaturas permiten bombear nieve artificial, creando dominio esquiable", ha señalado. Por contra, la alerta roja ha sonado en los resorts de nieve de Vall de Núria y Vallter. "En esta última estación hemos creado los paseos en remontador, que están funcionando bien", defiende el mismo vocero. 

"Muy floja"

Fuentes no oficiales matizan la versión. "La temporada ha empezado muy floja para FGC. Mañana

En las estaciones privadas también se mira al cielo, aunque con menos desespero. "Abrimos el 24 de noviembre y aprovechamos todo el puente de la Purísima. Hay menos nieve, pero somos la segunda estación en kilómetros esquiables de Cataluña", explica un portavoz de La Masella., martes, se espera que entre un frente frío que vendrá como agua de mayo: la semana clave para el esquí pirenaico es la de Fin de Año", aseguraban ayer trabajadores de una de las cinco estaciones que la Generalitat sostiene con dinero público. 

La situación es similar en Baqueira Beret (Valle de Arán), la más grande de España. "Tenemos 120 de 156 kilómetros abiertos y conectados con remontador. Con la nieve que hay este año, no está nada mal", explican desde la instalación. La ocupación en el hotel de Baqueira también es buena: hay lista de espera. 

Fin de año decidirá

La borrasca prevista para hoy, martes, en el Pirineo decidirá si las nueve estaciones, cinco de ellas conectadas al erario público, salvan los muebles. "En el esquí se vive así: pendiente del cielo. Por la Purísima se arrancó muy bien, con ocupaciones en torno al 80% y 90%. Ahora sufrimos el mismo problema que en el resto de Europa: el anticiclón", explica a Crónica Global Joaquim Alsina, gerente de la Asociación Catalana de Estaciones de Montaña (ACEM). 

La patronal rehúsa dar cifras de afluencia de esquiadores hasta después del día de Reyes. Sin embargo, su portavoz sí admite "intranquilidad" en el sector, ya que los resorts de montaña catalanes llevan casi un mes sin nevadas de importancia.