Menú Buscar
Sandro Rosell, expresidente del Barça, y la juez Carmen Lamela Díaz / CG

La juez Lamela, a Rosell: "Esto es España, ¡hable castellano!"

La magistrada de la Audiencia Nacional que ordenó la prisión para 'los jordis' se muestra intransigente ante el expresidente del Barça, a quien investiga por blanqueo

31.01.2018 00:00 h.
3 min

Ocurrió a finales del año pasado. La juez de instrucción número 1 de Andorra, Canolic Mingorance, y el fiscal general del país, Alfons Alberca, se trasladaron a Madrid para interrogar al expresidente del Barça Sandro Rosell y al gestor andorrano Joan Besolí. Ambos se encuentran en prisión preventiva por orden de la juez Carmen Lamela (la misma que ordenó prisión para los Jordis por sedición), que les investiga por blanqueo de capitales.

Justamente Mingorance y Alberca dirigen una investigación por idénticos hechos contra ambos en Andorra. En el marco de esa causa, la juez y el fiscal se trasladaron a la Audiencia Nacional para recabar información de Rosell y Besolí, quienes estaban siendo investigados en el Principado desde hacia dos años sin que, paradójicamente, nunca, hasta el momento, se les tomara declaración.

Esposados

Ambos fueron trasladados desde Soto del Real esposados en una furgoneta de la Guardia Civil que compartían con presuntos terroristas de Dáesh citados por otros jueces de la Audiencia Nacional.

Entraron esposados en la sala de vistas de la Audiencia, donde les esperaban Lamela (la anfitriona), Mingorance y Alberca. Estaba a punto de comenzar un acto jurisdiccional de Andorra. Rosell fue preguntado por Mingorance y se dispuso a hablar en catalán. Lamela, que en principio no jugaba papel alguno en aquel trámite judicial, interrumpió a Rosell y le conminó a hablar en castellano.

El idioma de Andorra

Rosell y sus letrados le recordaron airados a la juez que aquel era un acto jurisdiccional andorrano y que el catalán es idioma oficial en Andorra. La juez respondió mal humorada: “¡Esto es España, así que responda usted en castellano!”.

El gabinete de comunicación de la Audiencia Nacional, en conversación telefónica con este medio, ha negado que Lamela ordenara a Rosell que hablase en castellano, sino que se lo pidió para facilitarle el seguimiento de su interrogatorio. Según esta versión de los hechos, el expresidente del Barça accedió a cambiar de idioma. 

A Rosell y Besolí, que llevan ocho meses en la cárcel, la Audiencia Nacional les ha denegado hasta en cuatro ocasiones​ la libertad provisional bajo fianza.