Menú Buscar
La vida va en serie

Hay cosas en la noche que es mejor no ver

Ramón de España
3 min

Extraigo la frase del título de Divina, una vieja canción de Radio Futura que, a su vez, era una versión de otra de Marc Bolan, The ballrooms of Mars, porque es perfecta para definir el punto de partida de Eyewitness, la nueva serie del canal Calle 13, otra vuelta de tuerca al concepto clásico de estar en el lugar equivocado a la hora inadecuada.

Eyewitness es otra vuelta de tuerca al concepto clásico de estar en el lugar equivocado a la hora inadecuada

En este caso, los desafortunados son dos muchachos que comparten moto por los bosques de su pueblo, Tivoli, Nueva York, porque a uno le encanta conducir y al otro le gusta el que conduce. Refugiados en la cabaña del padre del conductor, éste, tras ciertas reticencias, se lanza a frotarse con su amigo, momento en el que aparece un coche con tres tipos siniestros que llevan a un cuarto en el maletero, al que se disponen a dar boleta. Afortunadamente para éste, uno de los tres ejecutores es un agente encubierto del FBI que lo libera y elimina a los otros dos, pero solo recibe como agradecimiento un balazo en la frente. El asesino liberado descubre a los adolescentes, que se lo quitan de encima a golpes de cazo y huyen de allí, aunque intuyen que no va a ser fácil librarse de tan siniestro personaje.

Así empieza la más que prometedora Eyewitness, una de esas muestras del estilo gótico americano que desde Twin Peaks nos ha proporcionado grandes momentos de solaz. La jefa de policía local --madre adoptiva de uno de los adolescentes-- y una agente del FBI --compañera del difunto-- van a controlar la situación a partir de entonces; o por lo menos, a intentarlo. Nada sabemos del asesino, de sus aspirantes a ejecutor y de la extraña trama que los envuelve a todos, pero nos quedamos con ganas de que llegue el segundo episodio, que es de lo que se trata.

Nos quedamos con ganas de que llegue el segundo episodio, que es de lo que se trata

Los horrores que se ocultan bajo la superficie aparentemente apacible de un enclave rural son una excelente base para las más inquietantes aventuras. Eyewitness crea expectativas que pueden cumplirse o no, pero nadie puede negarles a sus responsables que han dado comienzo a su historia con la carta más alta, aunque eso les obligue a ir subiendo la apuesta semana tras semana. Veremos.

Artículos anteriores
¿Quién es... Ramón de España?
Ramón de España

Ramón de España (Barcelona, 1956). Autor de nueve novelas y una docena de ensayos, ascendió de las covachas del underground (Disco Exprés, Star, a finales de los 70) hasta los palacios del 'mainstream' (El País, donde colaboró ampliamente en los 90). Actualmente ejerce de columnista habitual en El Periódico de Catalunya y el semanario Interviú. Escribió y dirigió un largometraje en 2004, 'Haz conmigo lo que quieras', y aunque lo nominaron a los Goya, esta sociedad hostil no le ha dejado volver a ponerse detrás de una cámara (pero él insiste). Sus recientes ensayos sobre el 'prusés' y sus circunstancias, El manicomio catalán (2013) y El derecho a delirar (2015), lo han convertido en un personaje de referencia de la disidencia irónica.