Menú Buscar
La unidad antidisturbios de la Guardia Urbana y el regidor de Gracia, Eloi Badia.

La unidad antidisturbios de la Guardia Urbana, en alerta por las fiestas de Gracia

Eloi Badia niega que la USP participe en el dispositivo, pero los agentes ya tienen el calendario de trabajo establecido

Nuria Vázquez
02.08.2016 23:11 h.
2 min

El regidor del distrito barcelonés de Gracia, Eloi Badia, presentó este lunes en rueda de prensa la programación de las fiestas del barrio para este año: habrá más calles decoradas, más lavabos, más limpieza, menos ruido y, en definitiva, más intentos por lograr un equilibrio entre el disfrute de los asistentes y el descanso de los vecinos.

El operativo policial también presenta novedades: habrá una unidad de investigación de los Mossos d’Esquadra para abordar incidentes que puedan producirse y un refuerzo en las patrullas motorizadas.

La USP, ¿presente?

La gran ausente en el evento será la Unidad de Soporte Policial (USP) de la Guardia Urbana de Barcelona. Un grupo conocido como antidisturbios que Ada Colau decidió eliminar en mayo y sustituirla por la nueva Unidad de Refuerzo a la Proximidad y Emergencias (URPE).

Preguntado por Crónica Global, Badia confirmó que la USP no aparece en el operativo policial previsto para las fiestas de Gracia “por las funciones que desempeña”, que no son las de patrullaje preventivo.

Sin embargo, agentes de la misma unidad aseguran a este medio que ya tienen establecidos los horarios de las próximas fiestas del barrio barcelonés. Concretamente, desde el 14 de agosto por la tarde, día en el que se hace el pregón, hasta el domingo 21, fecha en la que finalizan las celebraciones.

Colaboración okupa

El barrio de Gracia descansa ahora de los recientes disturbios ocurridos por el desalojo del local okupado conocido como Banc Expropiat. El mismo Badia se vio en la obligación de tranquilizar a los vecinos y asegurarles que tendrán la fiesta en paz.

“En la preparación de las fiestas, la colaboración fue absoluta”, dijo refiriéndose a los okupas. “No prevemos ningún dispositivo especial”, añadió, porque no vislumbra problemas. Sobre todo porque, de un tiempo a esta parte, la orden que reciben los policías --sean de la USP o no-- es no patrullar por la calle donde se celebran las fiestas alternativas de los okupas.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información