Menú Buscar
Carlos Sumarroca Coixet y su hijo Carlos Sumarroca Claverol saliendo de la Audiencia Nacional / EFE

La UDEF pone el foco en Carlos Sumarroca y Luis Delso por el 'caso Pujol'

Un reciente informe policial ahonda en las operaciones financieras de los dos empresarios para la obtención de contratos públicos y blanquear dinero

6 min

Como suele suceder cuando la maquinaria de la Justicia se pone en marcha en busca de pruebas de un delito, aparecen otros indicios o datos, hasta el momento insospechados, que hacen de una investigación por corrupción un verdadero escándalo casi inabarcable.

Eso esa ocurriendo en el llamado caso Pujol, que investiga el magistrado José de la Mata desde el juzgado central de instrucción número 5 de la Audiencia Nacional.

En la documentación obtenida por la UDEF en los registros y visitas a las oficinas del Jordi Pujol Ferrusola en la calle Ganduixer y en el despacho profesional del asesor fiscal y tributario de la familia Pujol, Joan Antoni Sánchez Carreté, aparecen de nuevo indicios de corrupción que apuntan directamente al clan Sumarroca y a los antiguos gestores de Isolux Corsan.

Los Sumarroca en la red Pujol

Vayamos por partes: el informe “40.784/16, de fecha 15 de noviembre de 2016, ampliatorio sobre Luis Delso, José Gomis, Jordi Pujol Ferrusola y otros” de la UDEF relata como sospechosa una operación participada por Pujol Ferrusola en Francia. Se trata de una supuesta intermediación para la compra de unos terrenos en 2006 que serían utilizados para la construcción de un complejo lúdico. Pujol Ferrusola se habría aliado para esa operación con el empresario inmobiliario, François Cendre, persona de conocidos contactos políticos en el país.

La UDEF, además de incidir en las sospechas sobre las posibles irregularidades de esta concreta operación financiera, destaca que Pujol Ferrusola pone en contacto a Cendre con Carlos Sumarroca, imputado en esta causa. “Se trata de un correo electrónico, en el cual JPF le facilita a Francis Cendre los datos de contacto de Carlos Sumarroca, que como sabemos también está en este procedimiento en calidad de investigado. Reputamos trascendente el hecho, porque esta comunicación obedecería a la dinámica propia de la actividad principal de JPF, puesta de manifiesto ya en cuanto a Copisa, que no sería otra que la de dinamizar con su intervención en diferentes adjudicaciones, licitaciones, concursos y obra pública, para que se le adjudique a las empresas que pagan sus servicios”.

A la UDEF le huele mal

La UDEF pone el acento  en que “apuntamos, por ser indiciario, como se relataba en el informe con registro de salida número 29.457 UDEF-BLA-G24, de fecha 7 de octubre de 2015, que Carlos Sumarroca había realizado un pago a la instrumental Bantridge Holdings LTD, amparado en un contrato de fecha 15 de junio de 2008, en el que se aducía que esta compañía, representada por Herbert Rainford le iba a prestar servicios en Francia, constatando que incluso en alguna de las facturas emitidas por Bantridge Holdings LTD, se conceptuaba el servicio como 'provisión de fondos por asesoramiento para el desarrollo del mercado francés'. Estimamos muy sintomático de los rasgos presentes de criminalidad, la constatación de que meses antes le estaba facilitando JPF a una persona con presumibles contactos políticos en Francia, como sería Francis GENDRE, los datos personales de contacto de Caries Sumarroca”.

Llueve sobre mojado contra Delso

La UDEF se explaya en el análisis de las supuestas conductas criminales de Luis Delso y José Gomis, presidente y vicepresidente de la Isolux Corsan, también imputados en el caso Pujol. A medida que se analiza la documentación obtenida se  multiplican los indicios penales contra ellos. La UDEF les considera autores de decenas de operaciones de ingeniería financiera para enriquecerse ilícitamente, para blanquear dinero y para eludir impuestos.

“Se desprende que Delso y Gomis, serían responsables de varios delitos contra la Hacienda Pública, que podrían estar cometiéndose desde el año 2009, de forma continua, a través de la construcción de un esquema societario internacional, para eludir la acción impositiva en España, especialmente en cuanto al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, si bien otras figuras impositivas pudieran verse afectadas”.

Abogados y consultores implicados

La UDEF profundiza en las acusaciones y sitúa al despacho de abogados Uría Menéndez como el encargado de definir y de asesorar decenas de operaciones supuestamente irregulares, perpetradas por Delso y Gomis, en opinión de la policía.

El informe policial sugiere, también, la comisión de delitos atribuibles a la consultara KPMG, contratada por Isolux que, en opinión de la investigación policial, actuó de forma torticera en los informes periciales que acompañaron algunos de los negocios turbios de los dos jefes de la compañía de Isolux Corsan.

Según la UDEF, Delso y Gomis sacaron tajada del movimiento de capitales opacos desde Holanda y Luxemburgo, en la compra de bienes e inmuebles, la compra de terrenos y de participaciones, a través de empresas superpuestas, y en negocios internacionales como por ejemplo el llamado “Proyecto azul de cortés”, en México.