Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Las alertas se disparan tras cruzar los datos de las empresas vinculadas con Oleguer Pujol.

La UDEF investiga las relaciones de los Pujol con el bufete Mossack Fonseca

La rogatoria de la Audiencia Nacional a Andorra puso sobre la pista de las transferencias de Oleguer Pujol a Panamá

3 min

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional tiene encima de la mesa información sensible sobre las relaciones de Oleguer Pujol con el despacho de abogados Mossack Fonseca de Panamá. Es el famoso bufete que, según el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, se encargó de canalizar la constitución de centenares de sociedades instrumentales y opacas para infinidad de personalidades del mundo de la política, el deporte y la economía de todo el planeta.

La UDEF se puso tras la pista del bufete después de conocer el contenido de la comisión rogatoria procedente de Andorra que había solicitado el juez central de instrucción número 5, José de la Mata, quien investiga al primogénito del clan Pujol.

Esa rogatoria, que describe sospechosos movimientos de capital entre empresas constituidas en el Principado y otras en Panamá, fue requerida, a su vez, por el juez central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, que investiga al pequeño de los Pujol por blanqueo y delito fiscal.

La operación con el Santander

Fuentes policiales han explicado a Crónica Global que las alertas se dispararon una vez cruzados los datos de las empresas vinculadas a Oleguer Pujol (y que, de alguna forma participaron en la operación de compra en 2007 de 1.527 oficinas al Banco Santander en una operación de más de 2.000 millones de euros) y las empresas instrumentales andorranas bajo tutela de clan Pujol.

La policía investiga a Oleguer Pujol porque, entre otras cosas, gestionó la controvertida operación de compra de estas sucursales a través de la sociedad Drago Capital en compañía de su socio Luis Iglesias.

Nuevas empresas y sospechas

Los expertos en delitos económicos de la policía interpretan como sospechosas dos transferencias que realizó Oleguer Pujol desde Andbank a la sociedad mercantil panameña Isla Quesito Real Estate Development. La primera, de 100.000 dólares, se produjo en diciembre de 2006 y, la segunda, de 50.000 dólares, en noviembre de 2007. Oleguer financió con ese dinero su participación en un proyecto inmobiliario que pretendía construir dos rascacielos en la capital del país centroamericano. La UDEF investiga la relación de esta sociedad con Mossack Fonseca.

Bufete y comisionista

Otra de las empresas instrumentales que Oleguer Pujol habría utilizado para canalizar dinero hacia Andorra sería la sociedad Marway B.V. controlada por el hijo del polémico financiero Javier de la Rosa, (muy amigo de Oleguer) a quien algunas fuentes atribuyen el papel de comisionista en la venta de esas sucursales del Santander.

Según los datos que maneja la policía, otras sociedades como Ascot Invest AD y la sociedad FMT también habrían sido utilizadas para el movimiento sospechoso de capitales entre paraísos fiscales.

Destacadas en Vida