Menú Buscar
Los Mossos d'Esquadra frente a los manifestantes que querían volver a okupar el local del barrio de Gràcia en Barcelona.

La tensión vuelve al barrio de Gràcia de Barcelona este domingo

El intento de recuperar el banco okupado en el barrio propicia un nuevo enfrentamiento entre manifestantes y Mossos d’Esqudara

Redacción
2 min

Tras una tregua de tres días, la tensión ha vuelto al barrio de Gràcia de Barcelona este domingo al mediodía sin alcanzar el nivel de los disturbios nocturnos que han dado la vuelta al mundo. Vecinos y simpatizantes del banco que estaba okupado y se convirtió en una especie de centro social estaban convocados este mediodía para intentar entrar de nuevo en el local.

Era el colofón de una jornada que se vendió como una reivindicación lúdica y festiva para volver a poner en marcha la actividad del Banco Expropiado, cuyo alquiler se pagaba hasta hace pocos meses con fondos públicos. Pero se ha salido de madre.

Carga de los agentes

Los Mossos d’Esquadra habían acordonado los accesos al edificio y cuándo empezó a llegar gente hasta el local llamaron a los efectivos de la Brigada Móvil. La tensión entre ambos bandos fue in crescendo a medido que iban pasando las horas.

Los manifestantes han cubierto de agua y harina y han arrojado latas y otros objetos a los agentes, que finalmente han iniciado una carga para dispersar la concentración.Garganté denuncia carga

Heridas a Garganté, concejal de la CUP

Ha participado de nuevo en la protesta el concejal de la CUP en Barcelona Jordi Garganté, cuyo partido ha denunciado en Twitter que un agente le había golpeado.

La situación se ha relajado a medida que avanzaba la tarde, pero los Mossos d'Esquadra han reforzado la seguridad en el barrio. Los manifestantes han anunciado que intentarán entrar de nuevo en el local, por lo que no se descartan más tensiones por la noche.