Menú Buscar
Un estación de esquí en una imagen de archivo

La nieve 'salva' uno de los puentes "más flojos" del año

El sector hotelero asegura que ha sido un puente con muy poca demanda, con la excepción de las pistas de esquí

2 min

El puente de la Constitución y la Purísima ha pinchado por lo que respecta a ocupación hotelera. La jornada tan irregular con dos festivos en medio de la semana ha favorecido que mucha gente decidiera desplazarse en coche a la costa o al interior solo para pasar el día o con estancias más cortas de lo habitual.

Según el presidente de la Federación Hostelera en Girona, Antonio Escudero, ha sido "un puente muy flojo" para el sector. Esta situación contrasta con la que han vivido las pistas de esquí. Más de 41.000 esquiadores han pasado por la estación de La Masella, en el Pirineo de Girona, desde el inicio del puente de la Constitución y de la Inmaculada Concepción, informaron este domingo la gestora de las instalaciones.

En la misma línea, el director de La Molina, Toni Sanmartí, ha afirmado haber vendido cerca de 25.000 forfets, lo que representa un 70% más que el año pasado. Por su parte, las estaciones de Lleida han logrado el tercer mejor registro de los últimos 15 años, reuniendo casi 90.000 esquiaores. 

Freno en las pernoctaciones

El freno de la nieve a media semana, no obstante, ha frenado las pernoctaciones. Según datos del Patronato de Turismo de la Diputación leridana, la ocupación media ha llegado solo al 60% en estos nueve días. 

Asimismo, las carreteras mostraban ayer un tráfico muy moderado, sin congestiones, en una de las operaciones retorno más plácidas que se recuerdan.