Menú Buscar
Los antidisturbios de los Mossos d'Esquadra en la plaza del ayuntamiento de Sant Adrià / TWITTER-CG

Golpe a los pisos de la droga de La Mina

Los Mossos, ayudados por los antidisturbios, desarbolan pisos de tenencia y venta de estupefacientes en el barrio fronterizo de Sant Adrià

3 min

Guerra a los pisos de la droga de La Mina. Los Mossos d'Esquadra llevan varios días limpiando los apartamentos de tenencia y venta de estupefacientes en el barrio fronterizo de Sant Adrià del Besòs con Barcelona. La operación policial ha sido apoyada por la Brigada Móvil, los antidisturbios, a los que se ha visto por la localidad metropolitana.

Según han informado fuentes policiales no oficiales, la presencia de los agentes de custodia del orden público se explica por las diversas entradas que llevan realizando los Mossos d'Esquadra en pisos del barrio de La Mina desde finales de la pasada semana y principios de ésta. El objetivo de la intervención sería el desmantelamiento de pisos destinados al cultivo y venta de marihuana.

Operación en toda Cataluña

Fuentes de la policía catalana han vinculado este despliegue con la operación policial contra el cultivo masivo de marihuana en toda Cataluña, que ha terminado con siete detenidos. El despliegue se produce por orden de los juzgados de Martorell, localidad donde hace cuatro meses fueron detenidas dos personas en posesión del estupefaciente.

Aquellos arrestos generaron la operación policial que se ha venido produciendo estos últimos días y que ha culminado hoy, con el desmantelamiento de cinco naves o pisos destinados al cultivo intensivo de la planta y la puesta bajo custodia policial de siete personas.

Respiro para el barrio fronterizo

Los arrestos y entradas, algunas de ellas en la calle Marte, el corazón de La Mina, supondrán un pequeño respiro para un barrio que lleva tiempo luchando contra la exclusión social y, en los últimos tiempos, contra la llegada de narcopisos expulsados de Barcelona ciudad por la presión policial.

Ello ha desplazado el tráfico de heroína y otras sustancias prohibidas del distrito de Ciutat Vella de Barcelona a esta zona residencial. También han llegado los toxicómanos. De hecho, en pleno estado de alarma ya hubo incidentes por las intenciones de la Consejería catalana de Salud de montar un hospital de campaña para personas dependientes. La presión vecinal lo impidió.