Menú Buscar
El caso de la joven falsamente secuestrada y violada provocó manifestaciones de repulsa.

La joven berlinesa violada por inmigrantes admite que todo fue un invento

La chica de 13 años y ascendencia rusa permaneció 30 horas en casa de una amiga huyendo de un conflicto escolar

Redacción
2 min

La joven de 13 años de origen ruso y alemán que denunció haber sido secuestrada y violada por un grupo de inmigrantes en Berlín, ha admitido haberse inventado la historia, según ha informado este domingo el diario británico The Guardian.

La adolescente, que estuvo desaparecida durante 30 horas tras las que volvió a casa con heridas en el rostro, relató a sus padres cómo había sido atacada por hombres de apariencia norteafricana o de Oriente Medio.

Estaba con una amiga

Pero, al ser interrogada por especialistas tres días después, "admitió inmediatamente que la historia de la violación no era cierta", según ha informado el portavoz del fiscal del Estado, Martin Steltner.

Además, según la misma fuente, el análisis del teléfono móvil de la joven muestra que se encontraba en la casa de una amiga durante el periodo de su desaparición y ha confirmado que la falsa víctima no quería volver a su domicilio a causa de ciertos problemas --sin especificar-- en el colegio.

Protestas y movilizaciones

El alegato de la joven causó varias movilizaciones populares en Berlín, apoyadas y protagonizadas por el colectivo antiinmigración Pegida, en un clima de tensión nacional tras los abusos sexuales perpetrados en la ciudad de Colonia durante la noche de Año Nuevo.

Incluso el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, se unió a las críticas a las autoridades berlinesas. "La noticia de su desaparición (de la joven) fue mantenida en secreto durante mucho tiempo", declaró, además de acusar de tal hecho a la "corrección política" alemana.