Menú Buscar
Una foto de archivo de una copa de vino

La ingesta moderada de alcohol puede ralentizar la reducción del colesterol bueno

El estudio revela que incluso tiene mayores beneficios en los bebedores puntuales que en los que no toman ni una gota de esta bebida

3 min

El consumo moderado de alcohol se asocia a disminuciones más lentas en el colesterol bueno, o lipoproteínas de alta densidad (HDL), con el tiempo, según un estudio preliminar presentado en el Sesiones Científicas de 2016 de la Asociación Americana del Corazón, que se celebran en Nueva Orleans, Luisiana, Estados Unidos. La investigación se ha realizado con 80.000 adultos chinos saludables. 

Los científicos siguieron el consumo de alcohol y los niveles de HDL durante más de seis años en este estudio basado en la comunidad. Agruparon a los adultos por el estado de alcohol auto-informado, desde los que nunca han bebido hasta los que beben mucho (más de una porción diaria de alcohol para las mujeres y más de dos porciones diarias para los hombres).

Los científicos encontraron que los niveles de HDL disminuyeron con el tiempo en todos los participantes, pero el consumo moderado de alcohol se asoció con una disminución más lenta en comparación con los no bebedores o los grandes bebedores. Los bebedores moderados (los hombres que beben una a dos porciones de alcohol al día y las mujeres que toman la mitad de una porción diaria) tuvieron la disminución más lenta: - 0,17 mmol/por año.

El exceso elimina cualquier beneficio

El consumo excesivo casi eliminó este beneficio con sólo una disminución de 0,0008 mmol por año. Los investigadores también analizaron si los beneficios del consumo de alcohol dependían del tipo de alcohol consumido y detectaron que los niveles de HDL también disminuyeron más lentamente con el consumo de cerveza moderado.

Entre los consumidores de bebidas alcohólicas fuertes, sólo los que dijeron beber moderadamente (hombres que bebían menos de 1 porción al día y mujeres que consumían de cero a 0,4 porciones al día) tuvieron como resultado tasas más lentas de disminución de HDL, según concluye el trabajo, realizado por Shue Huang, de la Universidad Estatal de Pennsylvania, en Estados Unidos.