Menú Buscar
Gala de la Grossa, la lotería catalana.

La Grossa, más patriotismo que fe en la suerte

Los catalanes declaran comprar más boletos de lotería autonómica de los que realmente adquieren

Laura Fàbregas
4 min

Los catalanes compran menos lotería autonómica de lo que declaran haber comprado. Esta es una de las conclusiones del estudio Percepción social sobre el juego de azar en España VII realizado por el equipo de sociólogos del Instituto de Política y Gobernanza de la Universidad Carlos III de Madrid.

El profesor de sociología y coautor del estudio, José Antonio Gómez Yáñez, explica que esta es una tendencia que contradice la que se da en el resto de loterías, en la que los compradores aseguran comprar menos de lo que realmente compran, y que la única explicación plausible para ello es el "fervor nacionalista".

"Se quiere demostrar que uno es muy nacionalista comprando La Grossa, pero en realidad no la ha comprado. Es fervor nacionalista. En realidad, aparente fervor nacionalista, ya que no la compran”, asegura.

Un 74% no compró 'La Grossa' en 2015

En concreto, solo un 26% de los residentes en Cataluña compraron boletos de La Grossa en 2015. El primer año de la existencia de la lotería catalana, en 2013, los ciudadanos compraron 25 millones de euros; en 2014 fueron 24 millones; y en 2015, 23 millones. Unas cifras que han ido en descenso año tras año.

Según el estudio, entre los motivos que alegan los encuestados para no comprar lotería catalana son, en un 52%, que “no les gusta la lotería”; seguido de un 20% que “no sabe / no contesta”. Solo un 11% asegura que prefirió la Lotería Nacional por ser “la tradicional”, mientras que un 10,5% proclamó que “no se la ofrecieron”. Por último, un 4,2% dijo que la Nacional “tenía premios más importantes”.

'El Gordo' sí triunfa en Cataluña

En España, la Lotería Nacional generó 2.500 millones de euros en 2015. En 2014, los boletos comprados representaron un beneficio de 2.471 millones. En la misma línea, la lotería de El Niño, consiguió 645 millones en 2015, y 605 millones en 2014.

Además, Cataluña es la segunda comunidad autónoma que más gasta en Lotería Nacional, solo por detrás de Madrid. El último dato disponible de 2014 muestra que en la comunidad catalana se gastaron 370 millones de euros en este juego. En Madrid, el gasto alcanzó los 517 millones.

"En Cataluña son unos grandes jugadores de El Gordo, pero no de La Grossa, dice Gómez Yáñez.

Fenómeno inverso

Si estos resultados son tan significativos es porque presentan el fenónemo inverso al habitual, que es que los compradores de la Lotería Nacional declaraan comprar menos de lo que realmente se gastan. Para que en La Grossa suceda lo opuesto solo hay dos hipótesis científicas, añade Gómez Yáñez: "Una opción es que hay más gente que dice que la compró de la que realmente lo hizo, o que los que la compran dicen gastar mucho más dinero de lo que realmente gastan".

En definitiva, en Cataluña se "declara" más de lo que realmente aporta a las arcas públicas a través del juego. 

Falta de transparencia

La lotería de la Generalitat se ha visto envuelta de polémica desde sus orígenes. En la edición de 2014 no hubo ganador para el primer premio, evidenciando el fracaso de la misma.

Pero, además, la Generalitat se ha negado de forma reiterada a publicar datos oficiales sobre la recaudación que genera la lotería catalana. Solo tras una noticia publicado por Crónica Global, el Subdirector General de Gestión y Control de Juego y Apuestas de la Generalitat, Amadeu Farre, compareció ante los medios para explicar que, en 2015, La Grossa vendió 23 millones.

En base a los datos oficiales de la Generalitat, el equipo de la Carlos III ha hecho su análisis y concluye que, “hechas las cuentas”, el número de gente que dice haber comprado lotería y la cantidad que dice haber comprado “no concuerda con la recaptación total”.