Menú Buscar
Neymar, a las puertas de la Audiencia Nacional, en una imagen de archivo / EFE

La Fiscalía pide juzgar a los Neymar y a Sandro Rosell por corrupción y estafa

El futbolista, su padre y el expresidente del Barça, sospechosos de engañar al fondo que gestionaba los derechos federativos del jugador

Redacción
3 min

Terminó otra temporada, pero las dudas en relación al fichaje de Neymar por el Barça perduran. La Fiscalía de la Audiencia Nacional pide ahora que el futbolista, el padre del deportista y el expresidente del club Sandro Rosell comparezcan ante el juez por un delito de corrupción entre particulares en el presunto engaño al fondo DIS, que gestionaba los derechos federativos del jugador.

DIS, que gestionaba el 40 % de los derechos federativos de Ney, dice que cobró mucho menos del porcentaje que le corresponde del montante final de la operación. El fiscal José Perals ha solicitado al juez de la Audiencia Nacional José de la Mata que dicte auto de transformación en Procedimiento Abreviado en la causa en la que se investiga la querella de DIS, así como que procese por estafa al expresidente del Santos Odilio Rodríguez.

Bartomeu, exculpado

Perals, en el mismo escrito, reclama que continúe el procedimiento contra el Barcelona y el Santos por un delito de estafa como personas jurídicas, y contra la madre de Neymar, Nadine Gonçalves Da Silva, y la empresa familiar N&N Consultoria, como partícipes a título lucrativo en el delito de corrupción entre particulares. Pide, en cambio, que se archive la causa contra el actual presidente azulgrana, Josep Maria Bartomeu, al no quedar acreditada su participación activa en el traspaso de Neymar.

El fiscal explica que el fichaje se basó en dos contratos de 2011. El primero fijó la llegada de Neymar al Barça en 2014 a cambio de 40 millones y el sueldo de cinco años del jugador (36,1 millones). El segundo consistió en “un falso contrato de préstamo” por el que el club pagaba 10 millones de euros cuando en realidad eran una remuneración anticipada para garantizar la operación. Alteraron de este modo el libre mercado y perjudicaron a DIS, que se vio privado de la obtención de un mayor beneficio.

Simulaciones contractuales

Después de esos contratos, Rosell y Bartomeu decidieron la anticipación del fichaje a 2013 sin la autorización de la Junta Directiva, hecho que implicó la compra de los derechos federativos de Neymar que pertenecían a DIS. El cambio de planes provocó el pago de una cantidad mayor de la pactada tanto a Ney, como al padre y al Santos, parte de ella disfrazada con contratos ficticios.

El Barça firmó otros siete contratos con Neymar y su padre por los que aumentaba a 45,9 millones de euros el sueldo en cinco años y pagaba una prima de fichaje de 8,5 millones.  El club, además, abonó 25,1 millones al Santos en cuatro documentos, de los que solo uno (17,1 millones) era por derechos federativos y el resto “meras simulaciones para ocular el objeto real”. Así que DIS solo percibió el 40 % de los 17,1 millones y no de los 25,1 millones, por lo que el fiscal pide una indemnización al fondo por la diferencia con 3.228.440 euros.