Menú Buscar
Cola de pasajeros en un mostrador de facturación de Vueling en el aeropuerto del Prat de Barcelona.

La crisis aérea desangra a Vueling en una de sus rutas clave

Norwegian hace un roto a la aerolínea de bajo coste en el enlace Barcelona-Bilbao

Ignasi Jorro
3 min

La crisis de Vueling está provocando una fuga de pasajeros en una de sus rutas aéreas clave. Los viajeros desiertan de la aerolínea de bajo coste en uno de sus cinco enlaces más rentables: el que une Barcelona y Bilbao treinta veces por semana. El abandono de la operadora se conoce en un día en el que la operadora de Javier Sánchez-Prieto volvió a sufrir retrasos en el aeropuerto del Prat de Barcelona, además de dos cancelaciones. 

"Vueling está empezando a pagar el caos aéreo del verano. Allí donde hay oferta alternativa, los pasajeros empiezan a optar por otras compañías aéreas. Uno de estos casos sería el Barcelona-Bilbao", explica un consultor aeronáutico a Crónica Global.

La operadora con sede en el polígono Mas Blau del Prat de Llobregat (Barcelona) perdió el monopolio de la conexión el 8 de julio, cuando Norwegian estrenó su vuelo diario. "La aerolínea escandinava presenta buenas cifras de ventas, con un repunte en la semana del 4 al 8 de julio, cuando Vueling colapsó", agrega el mismo auditor.

La mengua sostenida de pasajeros podría acelerarse el próximo 30 de octubre, cuando la rival de Vueling aumente de una a tres las frecuencias diarias entre la Ciudad Condal y la capital de Vizcaya. 

Impacto en la cuenta de resultados

En paralelo al impacto en las ventas, la crisis de Vueling provocará otro efecto en la aerolínea. "La cúpula ha fletado todos los aviones que ha podido --incluyendo los de Titan Air, High Fly, Privilege, Iberia Express y Avion Express, como avanzó Crónica Global--. Ello tendrá un efecto sobre el resultado del tercer trimestre de Vueling".

Con este escenario, otro consultor del sector de la aviación matiza el anàlisis. "La aerolínea presentó un beneficio neto de 92 millones de euros para 2015. Sólo que hubiera sido menos cicatera con la planificación, el problema no habría ocurrido", valora el experto.

Más retrasos y cancelaciones

El problema al que se refiere el profesional no es otro que los descuadres de horarios de vuelos y cancelaciones. El sábado, Vueling presentó centenares de conexiones con demora en el aeropuerto del Prat de Barcelona. También canceló dos conexiones.

Los retrasos atraparon a centenares de pasajeros. Uno de ellos, el presidente del PP catalán, Xavier García Albiol, señaló en su cuenta oficial de Twitter que la "incapacidad" de la operadora "no puede quedar impune".

La aerolínea admitió "sufrió retrasos mínimos" en el segundo aeropuerto español el sábado, con un índice de puntualidad del 80%.