Menú Buscar
Frederic Bonet, director de Emergencias cuando se desarrolló el concurso de ambulancias, y un vehículo medicalizado.

La chapuza de las ambulancias en Cataluña acumula su primer muerto

Fallece un paciente de diálisis en Tarragona tras haber sido transportado en taxi al hospital

Ignasi Jorro
10.07.2016 21:40 h.
4 min

El concurso-chapuza de las ambulancias en Cataluña de 2015 acumula ya su primer muerto. Un paciente falleció hace tres semanas en Tarragona después de haber sido trasladado en taxi al hospital. La Consejería de Salud lo desliga del transporte sanitario, mientras que los sindicatos ven en el "colapso" del sistema una causa directa del fatal desenlace.

Los hechos se remontan al pasado 13 de junio. Aquel día, un paciente de diálisis acudió al Hospital Santa Creu de Tortosa (Tarragona) en taxi. El uso de vehículos de transporte no apropiado, señalan fuentes de Salvem les Ambulàncies de l'Ebre a este diario, es "tan lamentable como habitual".

Sea como fuere, el caso se tornó trágico. "Salió del vehículo, encaró el hall del hospital hasta el ascensor y se desplomó en parada cardiorespiratoria. Los servicios de emergencia y el equipo de guardia trataron de reanimarlo, sin éxito", explican fuentes de Sagessa, gestor del centro hospitalario.

"Nada que ver con el transporte"

Preguntado sobre la cuestión, un portavoz  de Comunicación del Sistema d'Emergències Mèdiques (SEM) de Cataluña, el gestor de emergencias en el territorio, respondió el viernes a Crónica Global que "no podía valorar el caso, por muy urgente que fuera, pues terminaba su turno a las 14:00 horas".

Quien sí lo valoró fue la Consejería de Salud del Govern, que señaló que "el paciente murió, lamentablemente, en el Hospital Santa Creu de Jesús (Tortosa), y que dicha muerte no tiene nada que ver con el medio con el cual llegó al centro".

UGT: "El colapso del servicio sí tiene relación"

El análisis de Salud no es compartido por los sindicatos. UGT recuerda que el transporte sanitario no urgente está colapsado en Cataluña por la mala planificación. "En Tarragona, la demanda de servicios es un 15% superior a lo que estipuló el concurso. En Girona, es un 30%. El sistema se queda corto", advierte.

Según la misma fuente, un taxi "no es un sistema para llevar a un enfermo de diálisis. No está medicalizado, el taxista no sabe cómo responder ni acompaña al paciente hasta el ascensor, no tiene técnicos de transporte sanitario, no dispone de desfibrilador externo automático (DEA) y es más caro que un vehículo medicalizado".

Así las cosas, ¿por qué se transporta a pacientes en taxi en Tarragona? "Pregúnteselo al Instituto Catalán de Sanidad (ICS). Si el organismo sanitario no diera el visto bueno, estos servicios no se producirían. El transporte privado y el transporte sanitario no deberían mezclarse", añade el sindicato. 

Concurso en la diana

La muerte de Tarragona es el enésimo capítulo en la polémica concesión de las ambulancias de Cataluña. El concurso, uno de los más cuantiosos de la última legislatura de Artur Mas (CDC) en el Govern, con 2.000 millones a diez años, ha recibido varias impugnaciones y ha acabado denunciado ante la Fiscalía por presunto trato de favor a una empresa.

La adjudicación chapucera del año pasado costó la cabeza del doctor Frederic Bonet, director del SEM, en mayo. Ahora, el consejero de Salud, Toni Comín, ha abierto un concurso para encontrarle sustituto.