Menú Buscar
El antiguo presentador de la BBC, Jimmy Savile.

La BBC, cuestionada por su conducta con los presuntos abusos a menores de Savile

La cadena habría considerado a sus estrellas "intocables" y tendría conocimiento de los abusos a más de 500 menores perpetrados presuntamente por el presentador Jimmy Savile

Redacción
3 min
El informe sobre los presuntos abusos a menores cometidos por el presentador de la BBC Jimmy Savile pone en cuestionamiento el comportamiento de la cadena. La corporación pública británica habría considerado que sus estrellas eran "intocables" y que los responsables están "por encima de la ley”.

La investigación, encabezada por la juez ya retirada Dame Janet Smith y filtrada por la web Exaro New, recoge las declaraciones de 375 testigos de violaciones y abusos a niños atribuidos a Savile, la mayoría de ellas en su caravana o en su piso pero también en los set de rodaje de la BBC.

Abusos relacionados con la cadena

Según el mismo digital, Smith asegura en el informe que todos estos incidentes "de alguna manera están relacionados con la BBC".

"Hubo incidentes en casi todos los locales de la BBC en los que trabajaba. En la BBC Television Theatre durante el programa Jim'll Fix It, en el centro de televisión durante las grabaciones de Top of the Pops, en el estudio de radio o Egton House mientras trabajaba para la BBC Radio 1, en los estudios Lime Grove y en varios estudios provinciales, incluyendo Leeds, Manchester y Glasgow", revela Smith.

Conocimiento entre los trabajadores

Tal y como señala la juez en el informe, muchos trabajadores de la BBC habían oido hablar de la conducta sexual del presentador, pero no le denunciaron por miedo.

Sin embargo, según ha explicado la juez mediante un comunicado recogido por el diario británico The Guardian, el documento no está actualizado. "Ha habido cambios significativos en el contenido y las conclusiones. No tendría que haberse hecho público y no se puede depender de el", ha señalado Smith.

Más de 500 niños sufrieron abusos

Jimmy Savile era uno de los principales rostros de la BBC en las décadas de los setenta y ochenta, murió en 2011 a los 84 años de edad. Tras su fallecimiento, se conocieron decenas de casos de abusos y se destapó una trama de pederastia en los medios que ha derivado en casi una veintena de arrestos.

En un principio se le atribuyeron 140 supuestos casos de abuso, según las denuncias presentadas formalmente ante la justicia. Sin embargo, la Sociedad Nacional para la Prevención de la Crueldad contra los Niños (NSPCC) de Reino Unido aseguró que pudo haber abusado de hasta 500 niños, la mayoría entre 13 y 15 años y entre los que también figura un menor de dos años.