Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La estación de Verdaguer de la Línea 5 del metro de Barcelona en una imagen de archivo / EP

La L5 de Barcelona sufre de nuevo: una "avería menor" deja fuera de juego la línea

Un “problema con las agujas” deja a los usuarios de la línea azul con un servicio parcial y aglomeraciones en los trenes por segundo día consecutivo

3 min

La L5 del metro de Barcelona ha vuelto a sufrir una incidencia que ha afectado a buena parte de la línea durante casi una hora, además de provocar aglomeraciones en los trenes. Sobre la una y media del mediodía, pasajeros del transporte han publicado imágenes y quejas en Twitter en las que denunciaban la situación: “Gracias, TMB, por esto. Línea 5 a tope, por suerte todo el mundo con mascarilla”, ha protestado la usuaria Miriam Balboa.

Al ser consultada sobre el incidente, TMB ha respondido a Crónica Global que la causa ha sido una “avería menor”, a pesar de que ha interrumpido la circulación en un tramo de la línea, de modo que solo se ha podido prestar un servicio parcial de Cornellà Centre a Vilapiscina.

Un tuit de una de las pasajeras afectadas por la avería de la L5 / MIRIAM BALBOA - TWITTER
Un tuit de una de las pasajeras afectadas por la avería de la L5 / MIRIAM BALBOA - TWITTER

Una hora de afectación

Según el operador de transporte, la avería ha durado aproximadamente media hora. Ha sido declarada a las 13.05 del mediodía y la afectación se ha prolongado hasta una hora más tarde, sobre las dos, cuando se ha dado por resuelta.

El motivo de la avería ha sido “un problema con las agujas” que, según señalan desde la empresa pública, probablemente se han quedado clavadas. Algo que ha dado lugar a “problemas de ocupación” en algunos trenes, admiten.

Dos averías en dos días

La misma línea ha sufrido varias incidencias recientemente. Esta es la segunda avería que causa percances en los usuarios en solo dos días: el pasado miércoles, “una incidencia técnica en un tramo de vía afectó a los trenes y provocó sobre todo aglomeraciones”, asegura un trabajador del suburbano.

Aunque la misma fuente señala que el carril fue reparado rápidamente, probablemente en unos diez minutos, explica que la línea “iba a tope”, hasta el punto de que los pasajeros hacían fotografías ante la anómala situación.