Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Asiento del copiloto donde los mossos hallaron un cadáver en el coche kamikaze

Detenido con un cadáver en el coche tras circular 30 kilómetros en dirección contraria en la AP-7

El fugitivo, que dio media vuelta en plena autopista al toparse con un control policial en Francia, llevaba de copiloto a otro hombre que llevaba tres semanas muerto

3 min

Los mossos han detenido este mediodía a un conductor que ha circulado durante más de 40 kilómetros en dirección contraria, los 30 últimos por la AP-7. Los agentes se han encontrado una sorpresa en su interior: dentro del coche había un cadáver en avanzado estado de descomposición, aunque "no se observan signos extremos de criminalidad", ha anunciado el cuerpo de seguridad catalán. 

El mensaje que los Mossos d'Esquadra han lanzado en redes sociales / TUITER

 

El mensaje que los Mossos d'Esquadra han lanzado en redes sociales / TWITER

Por el momento, se desconocen los motivos por los que el conductor circulaba como un kamikaze por la autopista, aunque según han informado los Mossos d'Esquadra a Crónica Global, recibieron un aviso de la Policía de fronteras francesa (PAF) por el que un vehículo se había encontrado con un control situado en Voló circulando en sentido Francia, pero que al verlos había hecho un cambio de sentido. Desde ese momento, condujo diez kilómetros contra dirección en territorio francés y otros 30 kilómetros desde la frontera perseguido por varios vehículos policiales hasta tomar la salida 5 de la autopista, en L'Escala. A partir de ahí, ha continuado su fuga por la carretera GI-634 donde finalmente, en el punto kilométrico 4,3 a su paso por la población de Jafre, ha sufrido un accidente al salirse de la vía.

Eran pareja

El infractor ha sido detenido allí mismo y trasladado a las dependencias de los Mossos d'Esquadra de La Bisbal de l'Empordà, a la espera de pasar a disposición judicial. Las pesquisas iniciales dejan todas las opciones abiertas, pendientes de que se le realice la autopsia al fallecido.

La intervención de los agentes ha evitado desgracias personales por la conducción temeraria. Ha transcendido que se trata de un hombre de 66 años y de nacionalidad suiza. En cuanto al cadáver, fuentes policiales explican que se trata de otro hombre de 88 años y que tras las primeras observaciones llevaba alrededor de tres semanas muerto. Se sabe que eran pareja y que desde hacía varios días se habían desplazado por Madrid, Italia y Francia, posiblemente con destino a su país.