Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Mujer con migrañas / EP

Un juzgado de Barcelona incapacita a una madre de 26 años por sus migrañas

La mujer sufrió una hemorragia intracraneal durante el embarazo que le impide retomar su trabajo con normalidad

3 min

El Juzgado de lo Social número 2 de Barcelona ha concedido la incapacidad permanente absoluta a una madre de 26 años por las intensas migrañas que padece a diario desde hace más de dos años. La afectada empezó a sufrir las cefaleas tras una hemorragia intracraneal durante el embarazo, un fenómeno denominado eclampsia.

En su sentencia, el juez condena al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) a abonar una pensión vitalicia equivalente al 100% de su base reguladora como trabajadora, de 1.186 euros (con 14 pagas al año) con efectos retroactivos desde noviembre de 2019.

Incapaz de cuidar de su hija

La joven, representada por los servicios jurídicos de Tribunal Médico, recurrió la negativa inicial de la Seguridad Social de concederle la incapacidad absoluta. La demandante alegó que sufría migrañas diarias, junto con vómitos, mareos, falta de concentración y pérdidas de memoria.

Basándose en el informe del médico de familia, el juzgado le ha dado la razón al entender que sus condiciones de salud le impiden trabajar en cualquier cargo o profesión. Además, el informe certificó que las secuelas de las cefaleas limitan su vida diaria y le impiden cuidar de su hija sin la ayuda de terceros.

Enfermedad crónica

Actualmente, la afectada ha sido derivada a una clínica del dolor, debido a que la cronicidad de su dolencia no mejora con los tratamientos.

Según la sentencia, la migraña ha podido volverse crónica por la ansiedad y el estrés laboral de la paciente causados por su rápida incorporación al trabajo durante el período de convalecencia de la lesión cerebral.

Testimonio veraz

El juez reconoce que los documentos aportados por la demandante se basan en sus propias manifestaciones como paciente, pero sostiene la existencia de un incidente constatable y la aplicación de distintos tratamientos para paliar la enfermedad.

Pese a que la duración y efectos del dolor craneal no se puedan corroborar con pruebas objetivas, la resolución se ciñe al episodio del embarazo para atribuir "veracidad" a las palabras de la madre y concederle la incapacidad.