Menú Buscar
Imagen del Registro Civil de Barcelona, por el que pasan 1.500 personal al día y que carece de medidas específicas contra el coronavirus / CG

La Justicia catalana, al borde del colapso por el coronavirus

El Govern no ha aplicado medidas concretas en dependencias que atienden a miles de personas: "Pronto nos desbordarán las consecuencias y se darán contagios entre el personal", avisan los funcionarios

5 min

Los sindicatos de funcionarios judiciales denuncian que el Departamento de Justicia de la Generalitat no ha aplicado medidas concretas para hacer frente al coronavirus, a pesar de tratarse de unas dependencias donde se atienden a miles de personas. "Pronto nos desbordarán las consecuencias y se darán casos de contagio entre el personal", advierten en un comunicado.

Antes de la declaración del primer contagio por Covid-19 en España y ante el avance imparable de la epidemia, los sindicatos de la Administración de Justicia en Cataluña solicitaron por escrito al Departamento de Justicia de la Generalitat la adopción de medidas preventivas para minimizar la posibilidad de contagio en los juzgados y tribunales.

Govern no aplica medidas nuevas por el coronavirus / TWITTER

"Este personal realiza una función pública de carácter esencial para la ciudadanía. Uno de los aspectos más relevantes de este colectivo es que buena parte de su trabajo se realiza en contacto directo y personal con los ciudadanos que acuden a los juzgados, así como con los diferentes operadores judiciales como procuradores, abogados, peritos, intérpretes, cuerpos de seguridad y policiales, etc...", exponen.

Recomendaciones que son papel mojado

Recuerdan que el flujo diario de personas que pasan diariamente por los juzgados es considerablemente alto. "Por la Ciutat de la Justícia de Barcelona y L’Hospitalet pasan diariamente miles de personas. No solo para minimizar los riesgos de contagio sino para garantizar la continuidad del funcionamiento de juzgados y tribunales se deberían haber adoptado desde hace tiempo diversas medidas de prevención, como el uso de mascarillas y líquido desinfectante en aquellas unidades donde más contacto directo hay con el público. Determinados Servicios como los registros civiles, oficinas de atención al público, juzgados de guardia, servicios de actos de comunicación, etc.. son especialmente vulnerables".

La Ciutat de la Justicia de Barcelona, sede de la Fiscalía / EFE
La Ciutat de la Justicia de Barcelona, sede de la Fiscalía / EFE

La consejería, afirman los sindicatos, se limitó en su respuesta a recordar las recomendaciones genéricas del Servei Català de la Salut y del Ministerio de Sanidad (evitar contacto con personas con afecciones respiratorias, taparse la boca, evitar compartir comida, lavarse las manos...).

"Con cientos de casos diagnosticados en Cataluña no se ha adoptado ninguna medida concreta en esta administración. Todas esas recomendaciones son papel mojado ante la realidad diaria en los juzgados. Insistimos en la adopción de medidas concretas y otras adicionales, de mero sentido común. Baste como ejemplo de la situación actual de vulnerabilidad y facilidad de contagio entre funcionarios y ciudadanos, en ambos sentidos, la situación de los registros civiles", afirman los representantes sindicales. Por ejemplo, el Registro Civil de Barcelona atiende en un solo día a más de 1.500 personas.

La situación en los registros civiles

"Es imposible evitar el contacto con personas con afectaciones respiratorias porque nadie sabe en qué estado acude el ciudadano al registro, es imposible mantener la distancia de dos metros porque literalmente el público se echa encima de los mostradores de atención al público, sin ningún tipo de barrera, mampara o similar, lo que posibilita que ante un eventual estornudo o tos se alcance el otro lado del mostrador. Por no mencionar que la superficie de contacto del propio mostrador es compartida".

Si no se adoptan medidas concretes para evitar o reducir la frecuencia y el contacto de persona a persona "pronto" les "desbordarán las consecuencias y se darán casos de contagio entre el personal de justicia, por lo que deberán adoptarse medidas de confinamiento del personal con el consiguiente efecto sobre el funcionamiento de este servicio público elemental". "Sería conveniente, además, que se organizaran turnos de trabajo y se restringieran las actuaciones judiciales a las más urgentes e inaplazables por el mismo motivo", añaden, antes de concluir: "A estas alturas de la película, los sindicatos aún desconocemos cómo se procederá cuando se dé el primer caso de contagio, aunque lo ideal hubiera sido concentrar esfuerzos en medidas concretas para evitarlo".