Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Eva Vila, Natalie Batlle y Liana Grieg, fundadoras de Juno House, el primer club social pensado para mujeres en Barcelona / CG

Juno House, el primer espacio para mujeres profesionales que abre sus puertas en Barcelona

Un oasis en medio de la ciudad, así es el club social dirigido a las féminas de la capital catalana e inspirado en Nueva York

5 min

Un oasis en medio de la ciudad. Así es Juno House, el primer club social dedicado a las mujeres que abre sus puertas en Barcelona. Por primera vez, las féminas tendrán un espacio donde compaginar su vida personal y profesional. Un refugio urbano donde confluirán la mujer, la madre y la trabajadora. Y en el que conciliar no siga siendo un imposible. "No hay que elegir entre una cosa y la otra", explican las fundadoras, Nathalie Batlle, Liana Grieg y Eva Vila

El proyecto surgió hace dos años y está inspirado en Nueva York, donde el concepto ya existía con firmas como The Wing. El objetivo de estas emprendedoras era crear un lugar de referencia para las mujeres barcelonesas donde "entablar relaciones, diseñar estrategias y progresar en los planos personales y laborales".  

Sala principal de Juno House / CG
Sala principal de Juno House / CG

Los colores y los ambientes, el eje conductor

Instalado en el edificio histórico de La Farinera d'Aribau --entre el Eixample y Sarrià-Sant Gervasi--, cuenta con varias plantas que ofrecen distintos ambientes. Los colores y los materiales son el eje conductor de todos ellos en las cuatro plantas. El frambuesa, las cerámicas pintadas a mano y los diseños exclusivos son uno de los puntos destacados del Juno House. En su entorno "se mezclan la dulzura y la sensualidad" y bajo un feeling neoyorkino con toques mediterráneos.  "El secreto está en los detalles". 

Este mimo se evidencia en cada una de las salas. En su primera planta, la principal, hay un restaurante con "un diseño único y cocina de autor", ha explicado Laura Veraguas, la responsable del menú gastronómico. La carta ofrece productos ecológicos y está pensada para "lo que necesita la mujer a nivel nutricional, profesional y poder apreciar el buen producto". Tres conceptos definen a Juno Café: evolución, vida y tiempo. 

Zona 'beauty' en Juno House / CG
Zona 'beauty' en Juno House / CG

Un lugar para "empoderar" a las mujeres

También hay salas de conferencias, un espacio de charla informal y un escenario donde se harán desde conciertos hasta presentaciones. Y uno de los puntos más innovadores: habitaciones insonorizadas pensadas para las mujeres dedicadas a nuevas profesiones, como influencer. Estará abierto de lunes a viernes, en un horario de 8.30 a 20.00 horas, salvo una sala que se convierte de 18 a 22 horas en un lugar más íntimo para tomar copas con el resto de socias. 

Juno House "rompe estereotipos patriarcales" y se convierte en un "escaparate para empoderar a las mujeres" con tal de que saquen lo mejor de sí mismas. "Un espacio de encuentro con otras féminas y consigo mismas", tal y como lo ha definido la delegada del Gobierno en Cataluña, Maria Eugènia Gay, presente en la inauguración. "La iniciativa ayudará a dinamizar la igualdad de género y la plena colaboración de la mujer en todos los sectores". La expresidenta del Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona afira que el proyecto "contribuirá a que caigan barreras" bajo los valores de paridad, solidaridad, sostenibilidad, la colaboración y la cooperación

Sala 'wellness' en Juno House / CG
Sala 'wellness' en Juno House / CG

Conciliar la vida laboral y familiar

La segunda planta se dirige a los más pequeños. La zona de niños donde se combinan juguetes, futbolín --con figuras de mujeres-- y diferentes actividades como ballet. La parte beauty se encuentra en el tercer piso: un lugar donde las socias se podrán cuidar física y mentalmente a través de cursos de maquillaje, masajes y servicio de fisioterapia. En el cuarto y último es donde se encuentra una enorme sala wellness para practicar yoga y meditación.

El proyecto --apoyado en lo económico por el empresario Silvio Elías-- ha sido construido en tiempo récord. Las obras comenzaron en octubre y finalizaron a finales de febrero. Cinco meses para hacer realidad un club social pensado por y para mujeres. Podrán disfrutar de sus servicios si abonan una factura de 150 euros al mes con el compromiso de permenencia de un año. De momento, cuentan con más de 350 inscritas y ya hay lista de espera.