Menú Buscar
Concentración de repulsa en Vitoria en enero de 2016 por el asesinato de la bebé que fue arrojada por la ventana / EFE

La Audiencia de Álava juzga al profesor de música que arrojó a un bebé por la ventana

Fiscalía pide a prisión permanente revisable para el acusado que acabó con la vida de la pequeña tras agredir antes a su madre

3 min

La Audiencia Provincial de Álava ha abierto esta semana el juicio de un caso que conmocionó al país en 2016. El 25 de enero de ese año, los servicios de Emergencias de Vitoria atendían a una bebé de tan sólo 17 meses a la que habían arrojado por una ventana. Alicia, así se llamaba la pequeña, murió el día siguiente en el hospital por las heridas que le habían producido una caída al vacío de cinco metros.

Se detuvo a un profesor de música de 30 años, Daniel M., el único acusado de la causa. Será un juzgado popular el que analice las pruebas de la instrucción, que parten de la principal testigo, la madre de la niña que en el momento de los hechos tenía 18 años. Fue agredida antes del suceso.

Prisión permanente

Fiscalía y la acusación popular, que ejerce la Asociación Clara Campoamor, piden la prisión permanente revisable para el acusado. Es la primera vez que se solicita una pena de este tipo en el País Vasco. La entidad feminista reclama una condena ejemplar por el caso.

El Ministerio Público también le pide nueve años y nueve meses de prisión por la agresión a la madre, que considera un delito de homicidio en grado de tentativa. Y es que le clavó un trozo de cristal en el cuello e intentó arrojarla también por la ventana, tal y como concluyen las pesquisas judiciales. La mujer logró zafarse del agresor al quitarse la camiseta durante el forcejeo y salir corriendo del domicilio.

Esquizofrenia paranoide

La defensa del profesor de música alega que en el momento de los hecho padecía un brote de esquizofrenia paranoide. Por ello solicita que se le exima en parte por la enajenación mental en el que estaba inmerso en el momento de los hechos.

El acusado mantenía una relación con la madre de la pequeña desde hacía unos meses. Se conocieron en una red de contactos y habían quedado en varias ocasiones antes de del trágico suceso.

Están llamados a declarar más de 70 testigos y peritos. El proceso judicial se alargará hasta el miércoles 12 de septiembre, cuando el jurado popular deba emitir su veredicto.