Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Miguel Ángel Alonso Sancho, abogado del bufete Roca Junyent / FOTOMONTAJE CG

El juez sienta en el banquillo a la mano derecha de Miquel Roca por las operaciones palanca

El magistrado considera a Miguel Ángel Alonso Sancho una pieza clave para estafar a unos empresarios gracias a las tretas de la familia Ruiz Mateos

3 min

Uno de los abogados de máxima confianza del bufete de Miquel Roca Junyent, el letrado Miguel Ángel Alonso Sancho, se sentará en el banquillo de los acusados después de que el juez de Instrucción número 2 de Balaguer (Lleida) haya dictado auto de apertura de juicio contra él y contra los empresarios Adolfo Arnó y Ana Maria Clua por un delito continuado de estafa.

Según reza en el al auto notificado el pasado 19 de abril, al que ha tenido acceso Crónica Global, Alonso Sancho, en connivencia con los accionistas minoritarios de Baehsa, Adolfo Arnó y Ana María Clua, y de común acuerdo con la familia Ruiz Mateos, “se concertaron con el objetivo y el ánimo doloso de defraudar a la empresa Baehsa. Así y con ese fraudulento e ilícito propósito, en fecha 27 de octubre de 1999 los querellados Adolfo Arnó y Ana Maria Clua, de una parte, y la señora Berta Blasco, interviniendo como apoderada de Nueva Rumasa, de otra, otorgaron una escritura de opción de compra. Todo ello con el asesoramiento del abogado, Miguel Ángel Alonso Sancho”.

Operación palanca

El juez, que hace suyos los postulados jurídicos de las acusaciones, dice estar ante un claro ejemplo de lo que se ha dado en llamar operaciones palanca: los Ruiz Mateos firman una opción de compra de la parte minoritaria de una sociedad, y obligan a los socios mayoritarios a ejercer su derecho de compra para evitar que la controvertida familia ingrese en el accionariado.

El contrato de compra de Baehsa suscrito por Nueva Rumasa era pantomímico. Como lo fue, también, el supuesto anticipo de 198 millones de pesetas pagados por el empresario jerezano. Todo era un montaje para forzar, de los accionistas mayoritarios, el desembolso millonario por la compra de ese 18%, única solución para impedir lo que hubiera supuesto la entrada del clan Ruiz Mateos en la sociedad.

Trama organizada

En el auto de apertura de juicio oral, el juez reitera que se trata de una trama y, al delito de estafa, añade el de “estafa procesal en concurso con un delito de falsificación”.

Por lo que respecta al abogado Alonso Sancho, el juez le sitúa también como responsable civil y pone sobre la mesa la posibilidad de una inhabilitación para el ejercicio del derecho, cuestión ésta que deberá dirimir el tribunal sentenciador.

Los accionista mayoritarios de Baehsa cayeron en la trampa, pero antes de hacer el desembolso total del dinero por la adquisición del 18% de la acciones (casi 2.000 millones de pesetas), pusieron el caso en conocimiento de la justicia.

La familia Ruiz Mateos​ está inmersa en más de 20 causas judiciales en distintos puntos de España por esta estafa financiera.