Menú Buscar
Ciudadanos, amigos y familiares rinden homenaje a las víctimas del atentado en las Ramblas de Barcelona / EFE

El juez prorroga el secreto de sumario por el atentado de Las Ramblas

La Audiencia Nacional indaga sobre las relaciones internacionales del imán de Ripoll y perfila su proceso de radicalización

4 min

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha prorrogado el secreto de sumario en la investigación sobre el atentado yihadista cometido en Las Ramblas de Barcelona y Cambrils hace 6 meses.

El magistrado trata de ganar tiempo para confrontar la información recabada en España sobre la actuación y los contactos del cerebro del atentado, el imán de Ripoll Abdelbaki Es Satty y sus conexiones internacionales.

El imán, la clave

Al amparo y bajo la tutela del juez Andreu y del fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Jesús Santos, los servicios de información de los Mossos d'Esquadra --que dirigen la investigación--, el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), la Brigada de Información Antiterrorista del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) y el Servicio Antiterrorista de la Guardia Civil están aportando toda la información de interés recabada sobre la figura de ese líder espiritual.

El magistrado quiere conocer su dimensión internacional y trata de confirmar si en algún momento llegó a ser sondeado o utilizado por el CNI para que colaborase con la inteligencia española en tareas de prevención antiterrorista. En caso afirmativo, Andreu quiere saber por qué esa información no fluyó en el Centro Nacional Antiterrorista, órgano al que no siempre son invitados los Mossos d'Esquadra.

¿Falló el control?

Como es sabido, las mezquitas, centros culturales y espacios de oración de la comunidad musulmana de nuestros país han sido históricamente los reductos elegidos por el terrorismo yihadista para captar militantes, lobos solitarios o activistas en su cruzada contra los “infieles”. 

Así, como sucede en el resto de países occidentales que de una u otra forma están bajo la alerta y amenaza terrorista islámica, la inteligencia española sometía (y somete, tal y como se insiste desde el Gobierno) a constantes filtros a los líderes espirituales islámicos en nuestros país.

¿Cómo es posible, pues, que no se detectase el extraordinario proceso de radicalización del imán de Ripoll? Los Mossos aseguran que a ellos no les constaba que Abdelbaki Es Satty fuera una objetivo “caliente” y se escudan en el hecho de que ni la Policía, ni la Guardia Civil les alertaron al respecto. Los Mossos omiten en el hecho de que la policía belga les avisó, meses antes del atentado, de las extrañas andanzas de Es Satty en aquel país.

No tengo miedo

Tras los primeros seis meses de investigación, el atentado de Barcelona ha demostrado el alto grado de descoordinación entre cuerpos policiales y la vulnerabilidad del sistema de seguridad ante una eventual atentado en los lugares de masiva concurrencia de cualquier ciudad europea.

El atentado de los días 17 y 18 de agosto dejaron 17 víctimas mortales y más de 150 heridos. Los miembros del comando terrorista fueron detenidos, otros murieron en la explosión de la casa que ocupaban en Alcanar y el resto, tiroteados en Cambrils y en Sant Sadurní d'Anoia por los Mossos d'Esquadra.