Menú Buscar
Kenneth Chenault, consejero delegado de American Express, junto a Juan Carlos I en la Zarzuela / EFE

Un juez de Madrid ordena que declare por estafa la cúpula de American Express

La empresa española Trappit les acusa de plagiar un sistema que monitoriza en tiempo real el precio de los billetes de avión

2 min

La Audiencia Provincial de Madrid ha ordenado reabrir la instrucción de una querella presentada por la empresa española Trappit contra American Express, con lo que tendrá que declarar como investigado, entre otros, el consejero delegado de la multinacional estadounidense, Kenneth I. Chenault. También deberá comparecer ante la justicia el consejero delegado internacional de American Express Global Business Travel, William Glenn, y el responsable de nuevos productos en American Express Busines Travel, Kevin P. Yeh.

La causa investiga el presunto plagio de Arpo, un robot que monitoriza en tiempo real el precio de los billetes de aerolíneas. En 2014, Trappit mantuvo conversaciones con American Express para la comercialización de Arpo, en las que la multinacional tuvo acceso a los códigos fuente y al desarrollo del programa. Posteriormente, según Trappit, utilizaron aquellos conocimientos para poner en marcha una herramienta similar: Lastfare.

Desarrollaron un sistema idéntico

Tras varios meses de negociaciones con los responsables de American Express en España, Reino Unido y Estados Unidos, los directivos de Trapitt conocieron que la entidad estaba desarrollando su propio sistema, calcado de Arpo. Además, varios correos electrónicos documentan que la multinacional estadounidense instaba a los clientes a evitar el trato directo con la empresa española.

Fuentes de American Express han manifestado que la "demanda carece totalmente de fundamento" y que se defenderán "enérgicamente". Por su parte, el fiscal ha solicitado que se declare "compleja" la instrucción de la causa dado el volumen de información informática que será necesario manejar.