Menú Buscar
Albert Cavallé Ortín, el gigoló que mintió a las mujeres que conocía en las redes sociales para conseguir dinero / CG

El juez vuelve a dejar libre al gigoló estafador

Albert Cavallé fue detenido el domingo por segunda vez, ahora por no presentarse a su último juicio

3 min

 

El Juzgado de Instrucción 13 de Barcelona ha dejado en libertad provisional a Albert Cavallé, conocido como el gigoló estafador, que fue detenido este domingo por la Guardia Urbana.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Cavallé ha pasado a disposición judicial la mañana de este lunes en cumplimiento de una requisitoria de búsqueda y captura, y se ha acogido a su derecho a no declarar.

Comparecencia semanal en el juzgado

El tribunal ha dictado su puesta en libertad provisional con obligación de comparecer semanalmente en el juzgado, después de haber facilitado su dirección, su número de teléfono y correo electrónico, al considerar que por ese delito no es necesaria una medida más restrictiva.

Albert Cavallé fue detenido este domingo sobre las tres de la tarde en la confluencia de las calles Rocafort y Rosselló de Barcelona por una patrulla de paisano después de que un ciudadano llamara a la Urbana para alertar de que le había visto en esa zona, y confirmarse de que tenía una orden de búsqueda del juzgado.

Al menos 17 víctimas

Los Mossos d'Esquadra ya le habían detenido en marzo por presuntamente estafar al menos a 17 mujeres tras establecer contacto con ellas a través de la redes sociales, aplicaciones y portales de citas. Según los Mossos, el detenido contactaba con las víctimas potenciales, iniciaba una relación con ellas y, cuando conseguía ganarse su confianza, les pedía dinero o les quitaba objetos como teléfonos móviles, y cuando lo tenía, desaparecía.

Las cuantías que sustraía se situaban, en la mayoría de los casos, en torno a los 800 euros y la policía no descarta que puedan aparecer más víctimas, además de las 17 mujeres afectadas, que en su mayoría son de Cataluña. El hombre tenía tres órdenes judiciales de detención y una de la Policía Nacional, de las que fueron informados agentes de los Mossos d'Esquadra de la Unidad de Investigación del Eixample, que lo arrestaron y pusieron a disposición judicial.