Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Port Esportiu de Tarragona, cuyas obras de mejora han motivado una querella contra el Club Nàutic / GOOGLE STREET VIEW

Un juez investiga al Club Nàutic de Tarragona por el proyecto de mejora del Port Esportiu

La nueva junta paralizó el proyecto de ampliación y mejora de las instalaciones y acordó uno nuevo, sin informar a sus socios, de una inversión presupuestaria de 4.710.000 euros

2 min

Un juez ha abierto una investigación al Reial Club Nàutic de Tarragona después de aceptar a trámite la querella presentada por la Asociación de Amarristas del Puerto Deportivo, su socio minoritario.

El juez ve indicios de que la junta del Club Nàutic, que tiene el 55,6% de las acciones de Nàutic Tarragona S. A., podría haber incurrido en los delitos de insolvencia punible, administración desleal y delito societario.

Aumentaron el gasto en un 34%

Como ha podido saber el Diari de Tarragona, la junta del Reial Club Nàutic declarará en el Juzgado de Instrucción número 3 de Tarragona para aclarar si se cometió alguna irregularidad en lo referente a las obras de mejora del Port Esportiu.

En 2016 la junta presentó un proyecto que ascendía a los 3,5 millones de euros para ampliar el puerto deportivo, con el objetivo de renovar la concesión por 12 años más. No obstante, en 2019 entro una nueva junta que desechó ese proyecto y encargó uno nuevo por el que pagó 40.000 euros sin consultarlo con el resto de accionistas. Este proyecto preveía que las obras costarían 4,7 millones de euros, un 34% más del precio inicial.

El club debe 120.000 euros

A raíz de esta decisión, la Asociación de Amarristas del Puerto Deportivo --socio minoritario con el 5,5% del accionariado-- decidió presentar una querella. Los denunciantes aseguran que las decisiones se tomaron a espaldas del resto de accionistas y que el Club debe 120.000 al Nàutic Tarragona. Además, denuncian que el estado de las cuentas es tan precario que, según la Ley de Sociedades, debería disolverse.

Por su parte, desde el Club lamentan que el caso haya llegado a los juzgados y esperan que la instrucción aclare las discrepancias.