Menú Buscar
La joven millonaria Jane Park / INSTAGRAM

Una joven millonaria compra novio por 70.000 euros

La escocesa de 23 años explica que se siente vacía y que no le han tocado "buenas cartas" en el amor

03.05.2019 17:22 h.
3 min

Jane Park es la viva imagen del dicho “El dinero no da la felicidad". Esta joven de Edimburgo ganó más de un millón de euros en el Euromillón en 2013, cuando solo tenía 17 años, lo que la convirtió en la persona más joven del Reino Unido en conseguir ese premio.

Pero no guardó el efectivo para disfrutarlo durante toda su vida, sino que comenzó a derrocharlo en fiestas en las que se rodeaba de amigos interesados en su fortuna y días de resaca que calmaba con compras​ en las tiendas más lujosas de la ciudad. Después de meses de despilfarro cayó en depresión porque vio que nada en su vida la llenaba. Ahora está en busca de un novio que la ayude satisfacer sus deseos personales.

Viajes al quirófano

Para apaciguar este sentimiento de vacío, decidió pasar por el quirófano en varias ocasiones, pero eso tampoco dio el resultado que esperaba. Se gastó 60.000 euros en cambiarse los dientes por implantes y hacerse un aumento de pecho.

En 2017 viajó a Turquía para hacerse un realzamiento de glúteos porque “veía a las celebrities presumir de traseros”, según ha explicado. Durante la operación sufrió una reacción adversa a la anestesia, seguida de un duro proceso de recuperación. “No hacía más que llorar y llorar, sentía mucho dolor”, afirma Jane. Pero, para colmo, tras regresar a su casa sufrió una infección en las piernas que alargó aun más su calvario.

En busca del amor

“He gastado la mayor parte del dinero en cirugía estética, viajes de lujo y compras, pero en el amor no me han tocado buenas cartas”, lamenta la joven de 23 años, que para poner solución al asunto ha vuelto a sacar la cartera. Ofreció 60.000 libras --casi 70.000 euros al cambi-- a quien consiguiera conquistarla. De hecho, creó un concurso llamado “Boyfriend Vacancy”, que se emitirá en televisión durante este año.

Por una razón u otra, han sido numerosos los candidatos que han aplicado para esta peculiar “vacante”. Algunos, incluso, han renunciado al premio económico, pero por ahora ninguno ha logrado enamorarla.