Menú Buscar
Josep Pàmies en una foto de archivo / EP

El curandero Josep Pàmies reúne a un centenar de personas para probar su teoría sobre el coronavirus

La idea del agricultor de Lleida que dice curar el Covid-19 con clorito de sodio es la de contagiar a un gran grupo de personas y tratarlas con terapias naturales

4 min

Josep Pàmies, agricultor de Balaguer (Lleida) conocido por la defensa férrea de las terapias naturales, ha reunido este fin de semana a un centenar de personas para demostrar la eficacia de sus teorías sobre la cura del coronavirus. El evento, celebrado el sábado 30 de mayo, tenía como objetivo el contagio del SARS-CoV-2 entre los participantes para que, posteriormente, fueran tratados con los métodos naturales que Pàmies asegura efectivos. 

El también miembro de la cooperativa Dolça Revolució promueve desde hace años un producto denominado MMS que Pàmies defiende que cura el coronavirus --además del autismo--. Y para demostrarlo, ha decidido contradecir las normas del estado de alarma y ha reunido a cerca de 100 personas sin ningún tipo de protección ni de medidas contra los contagios. "Si alguien se infecta por coronavirus, con el MMS se eliminaría sin problema ni secuela", ha asegurado.

Clorito de sodio

El MMS es promocionado a través de la web de la cooperativa y de las redes sociales como un suplemento mineral. En realidad se trata de clorito de sodio, un componente químico usado para blanquear papel y productos textiles cuya ingestión puede provocar síntomas clínicos graves. 

Este hecho ha sido denunciado por el Consejo de Colegios de Médicos de Cataluña (CCMC) y se encuentra siendo investigado la Fiscalía Superior de la comunidad autónoma, ya que podría incurrir en un delito contra la salud pública y otro de publicidad engañosa. La organización médica señala que Pàmies no cuenta con "titulación sanitaria validada ni ningún conocimiento médico" y alerta de la peligrosidad de estos hechos en un contexto como el actual.

'Forzar' al sistema inmune

En un momento en el que España registra 27.127 fallecimientos por Covid-19 y más de 239.638 casos positivos (a través de pruebas PCR), el curandero de Balaguer aboga por dejar que el sistema inmune actúe por sí solo contra el virus. La mejor manera de protegerse contra él, asegura, es reforzar las defensas. "El coronavirus no se combatirá ni con mascarillas, ni fumigaciones con aviones", ha declarado, "si nos hicieran caso el confinamiento se acabaría mañana, se evitarían muchos muertos y se terminaría con la ruina del país".

Pàmies ha anunciado que, desde Dolça Revolució, se han ofrecido como “conejillos de indias” para infectarse de forma voluntaria y tratarse sólo con terapias naturales para así demostrar su teoría. La misma asociación ha impugnado, además, la obligación de llevar mascarillas. "No pararemos y nos sacaremos el miedo de encima", ha comentado el agricultor de Balaguer. 

Destacadas en Vida